www.aplausos.es
Clemente Peláez corta la coleta a Machaquito ante su esposa y sus dos hijas.
Clemente Peláez corta la coleta a Machaquito ante su esposa y sus dos hijas.

Y se fue Rafael González “Machaquito”

El día de la alternativa de Juan Belmonte estoqueó Rafael González “Machaquito” el último toro de su vida. Si bien no estaba previsto en un principio, lo cierto es que “Lunarejo”, número 13, de pelo castaño y de la ganadería de doña Pru­den­cia Bañuelos, estaba llamado a ser el animal con el que el tercer Califa de la historia del toreo dijera adiós a los ruedos. La res, fogueada en el segundo tercio por su manifiesta mansedumbre, no permitió el lucimiento del diestro cordobés, que vistió en aquella postrera ocasión un terno verde y oro. Macha­qui­to, que ejerció de director de lidia en aquel caótico festejo, pasaportó sin pena ni gloria el último lote de su trayectoria como matador de alternativa.

Unos días más tarde de aquel 16 de octubre de 1913, concretamente el inmediato día 21, tan sólo un par de jornadas después de que su rival y competidor Ricardo Torres “Bombita” se despidiera en Madrid de la profesión -él sí mediante anuncios de por medio-, Machaco tomó la decisión de cortarse la coleta. Se hallaba el torero en el Palace Hotel de la capital madrileña en compañía de su esposa, Ángeles Cle­ment­son, sus dos niñas y su íntimo amigo el ganadero Clemente Pe­láez, que a la postre fue quien en la habitación 184 le desprendió en íntima pero solemne ceremonia del más caro de los atributos toreros de aquel tiempo.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti