ESPECIAL TEMPORADA 2021

Esaú Fernández: “El toreo siempre ha sido justo cuando un torero ha dado la cara”

Curro Pavón
miércoles 26 de enero de 2022
El triunfo como norma y la entrega como compañera, esas han sido las claves de la temporada de Esaú Fernández, uno de los nombres que dará que hablar este 2022.

-Prácticamente ha contado todas las actuaciones por éxitos imponiendo un ritmo frenético ¿Con qué se queda de todo ello?

Con la sensación de haber cuajado toros y de la gran regularidad que he mantenido. Me han valido un número de animales muy grande.

-Han sido 17 corridas de toros, 41 orejas, 3 rabos y 2 indultos (Victoriano del Río y Puerto de San Lorenzo), saliendo a hombros en 15 ocasiones. Los números hablan por sí solos. Ha celebrado como toca su décimo aniversario de alternativa.

Menos la corrida de Aranda que era de Miura. Le tenía cortada cuatro orejas y los toros con la espada metida no se echaron. Todos los días he cortado dos, tres o cuatro orejas.

“Busco la profundidad, torear cada vez más derecho, largo y muy despacio para ralentizar las embestidas”

-Su regreso a Francia ha dado que hablar.

Es un país que de novillero tuvo una gran importancia y llevaba mucho sin ir, además es clave para cualquier toro. Regresar en una feria tan torista como Alés y salir triunfador me va a abrir muchas puertas. Sabía lo que me jugaba y ya se están estableciendo los primeros contactos, espero que sea un año bonito por territorios galos.

-En Mocejón, pueblo en el que reside, vivió un día muy emotivo a final de temporada en el que ofreció una gran dimensión.

Indultar un toro del Puerto de San Lorenzo y otro de Victoriano del Río, y casi otro de El Pilar que fue extraordinario y se le dio la vuelta al ruedo… Fue una tarde soñada con la plaza llena y se consiguió un éxito rotundo. Además, con ganaderías con las que me une un cariño muy especial y conozco muy bien.

-Finalizó en Cazalla de la Sierra y pudimos contemplar a dos Esaú diferentes.

Ofrecí distintas versiones porque el lote me embistió diferente, como la cara poderosa de mi toreo cuando el toro lo permite y no te pega veinte arrancadas buenas. En esa zona de cercanías disfruto mucho.

-Le ha hecho esas cosas a reses de Miura, Partido de Resina, Buenavista, José Escolar, Aurelio Hernando… cosa nada fácil.

Con esas ganaderías cuesta más trabajo y tienen un plus de dificultad, pero la verdad es que he tenido suerte en ese sentido.

“Han tenido que pasar esos años para madurar y el 2022 va a ser el año en el que Esaú ocupe el sitio deseado”

– ¿Qué supone esta regularidad?

Una inyección buena de moral. Ha venido a reflejar lo que ha sucedido durante la preparación del invierno. Le quiero dar las gracias a todos los ganaderos que me han abierto las puertas de su casa.

Volver al pasado para entender el presente. Esaú Fernández inició un proceso de cambio en 2019 y desde entonces todo ha seguido una línea ascendente, golpe a golpe. Ahora llama a las puertas de las grandes ferias con fuerza y con un aval que le da crédito y respeto. Pronto debe llegar la recompensa en plazas como Madrid, Sevilla, Bilbao…

El toreo siempre ha sido justo cuando un torero da la cara, creo que la he dado y se ha visto. Ahora lo tengo que demostrar en los escenarios mayores.

-Los aficionados le han cantado una evolución como torero, ¿en que ha mejorado Esaú Fernández?

Mi techo todavía está alto, el tiempo te da poso. Noto día a día que mi toreo va evolucionando. Busco la profundidad, torear cada vez más derecho, largo y muy despacio para ralentizar las embestidas. A todo eso se le suma mi carácter y mi forma de ser. Creo que el capote he mejorado bastante y con la espada suelo ser bastante seguro.

– ¿En qué momento se encuentra?

Puede sonar a tópico, pero estoy en el mejor momento de mi carrera. Han tenido que pasar esos años para madurar y el 2022 va a ser el año en el que Esaú ocupe el sitio deseado.

– ¿Cuáles son sus aspiraciones?

Aspiro a ser todo esto que ha venido sucediendo desde el año 2019, pero en los sitios importantes. Y que los aficionados lo canten y valoren para dejarle un poquito de huella.

-Soñemos con los puertos de primera… Que Sevilla, su tierra, se acuerde.

Que así sea.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando