Aplausos
19 de enero de 2020, 21:09:29
Noticias

MADRID


Álvaro Lorenzo, tres orejas, puerta grande en Las Ventas

El toledano pasea dos trofeos del sexto, Viscoso de nombre, premiado con la vuelta al ruedo, y suma uno más en su primero; interesante corrida de El Torero ante la que David Mora da una vuelta al ruedo

Por Gonzalo I. Bienvenida


Fotos: JAVIER ARROYO

El primero de El Torero apuntó calidad desde las primeras embestidas. David Mora lo recibió con la misma suavidad que aplicó en el quite donde Volován perdió las manos. La extraordinaria lidia de Carretero potenció la clase y afianzó el escaso poder del toro. Ángel Otero saludó en banderillas. Mora inició la faena sin probaturas, en el tercio a la altura de la Puerta Grande y directamente sobre la mano derecha. Precisamente por ese pitón llegaron los momentos de mayor reunión. La faena estuvo condicionada por la falta de fuerza del toro, que deslució en constantes pérdidas de manos. Muy derecho se tiró sobre el morrillo David Mora entrando a matar, llegando a ser prendido por el chaleco sin aparentes consecuencias.

Muy templado desde el principio se mostró Daniel Luque con el segundo de la tarde, un astifino toro de El Torero que obedeció sin transmisión. El quite por chicuelinas de Álvaro Lorenzo estuvo rematado por una cadenciosa media. En el trasteo de muleta Luque se mostró sobrado, cuidando la colocación y con atinado pulso. El toro no fue agradecido al buen trato del sevillano desarrollando brusquedades. Lamentable manejo de la espada por parte del sevillano.

Álvaro Lorenzo volvió a demostrar que es un gran capotero. Con solemne serenidad fue abriendo los caminos al violento tercero que, con codicia, buscaba los vuelos. El inicio de muleta tuvo transmisión, el toro mantuvo la vibración inicial pero amilanó en su violencia. La seguridad de Lorenzo le ayudó a romper a embestir. Con la mano izquierda se sucedieron varias tandas entregadas en las que Madrid agradeció a Lorenzo su cabal colocación. Hubo naturales limpios, largos, con personalidad. Cuando volvió a la mano derecha, el pitón más áspero, logró una meritoria tanda. El final por bernadinas tuvo muchísima emoción. La estocada cayó algo desprendida: oreja.

El colorado que hizo cuarto fue muy basto de hechuras. Su comportamiento fue de manso en todos los tercios. Mora logró centrarlo entre las rayas dejándole siempre la muleta en la cara. Primero al natural, en su versión más erguida, más torera. Después con la mano derecha entró la afición en la faena por su verticalidad, por el ritmo de los muletazos entre las huidas del toro. La estocada fue al encuentro aprovechando una nueva oleada del manso -como en gran parte de la faena-. Vuelta al ruedo tras petición de oreja.

El hondo quinto no se definió en los primeros tercios. Iba y venía sin demasiada entrega. Después desarrolló una engañosa movilidad, con disparo en sus arrancadas y rectitud en su embestidas. A base de oficio, Luque logró abrirlo en algunas tandas pero sin demasiado convencimiento. Fue el garbanzo negro de una interesante corrida de El Torero. De nuevo el sevillano naufragó a espadas.

Álvaro Lorenzo logró que la tarde explotase en el sexto. El inicio por estatuarios, rematados con un supremo pase del desdén, metió a todo el mundo en la faena. A continuación llegaron dos tandas con la mano derecha en las que dio distancia al toro, que respondió por abajo con transmisión. Con descaro, Lorenzo se echó la muleta a la izquierda y de nuevo firmó naturales asentados con largura y emoción. Otra tanda sublime al natural antecedió a un final genuflexo sin ayuda, alternando las manos y los pitones con torería. El de El Torero seguía buscando los vuelos por abajo. Se premió con la vuelta al ruedo entre algunas protestas. Donde no hubo reproche alguno fue con las dos orejas otorgadas a Álvaro Lorenzo. El toledano dio una importante tarde de toros.

Madrid. Domingo, 1 de abril de 2018. Toros de El Torero. El sexto, número 65, de nombre Viscoso, negro listón bragado meano, de 579 kilos, premiado con la vuelta al ruedo. David Mora, palmas tras aviso y vuelta al ruedo tras petición; Daniel Luque, silencio y silencio; Álvaro Lorenzo, oreja y dos orejas. Entrada: Un tercio de plaza. Saludó tras parear al primero Ángel Otero. Tanto Francisco Javier Sánchez, por sus buenos puyazos, como Sergio Aguilar, por su gran lidia, fueron ovacionados en el sexto.

Revista de toros | Noticias toreros y corridas | Portal taurino.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.aplausos.es