Aplausos
15 de julio de 2020, 5:56:14
Noticias

FERIA DE LA COMUNIDAD


Javier Cortés paga con sangre su desnuda entrega en Madrid

Cortó una oreja y resultó herido como Gonzalo Caballero en un festejo en el que Iván Vicente dio una vuelta al ruedo

Por Gonzalo I. Bienvenida


Fotos: JAVIER ARROYO

Javier Cortés cayó herido durante la faena al quinto de la tarde, un astifino toro de Joselito que le alcanzó en la parte posterior del muslo derecho. El percance llegó en el momento álgido de la obra, cuando el toro de La Reina estaba embistiendo por abajo y Cortés andaba completamente entregado. Mucha emoción tuvo todo lo que ocurrió porque empezó "pronto y en la mano" en palabras de Chenel. Madrid respondió a la entrega desnuda de Cortés. Las tandas sucedieron tan ligadas como asentadas, preñadas de verdad. Tras la cornada, firmó otra tanda con profundidad y un pase de pecho extraordinario. Ya con el estoque dejó dos trincherillas preciosas. La espada entró en dos fases y quedó perpendicular. El reguero de sangre empapaba la taleguilla grana de Cortés mientras le llevaban a la enfermería. Cuando se echó el toro la petición alcanzó las dos orejas pero se concedió con buen criterio una. Capítulo verdaderamente emocionante. Antonio Molina, que había saludado una ovación tras un gran tercio de banderillas, recogió la oreja y se la llevó a la enfermería.

El melocotón que hizo segundo apuntó virtudes que su contado poder no le permitieron desarrollar. Javier Cortés lo hizo todo con sinceridad. Desde el quite con el capote a la espalda hasta las bernadinas finales llenas de riesgo. Durante la faena la afición premió su disposición -comenzó la faena directamenre al natural después de un doblón-, sus hondos naturales y su cabal colocación. Quizá faltó algo de cabeza a la hora de administrar la buena condición del toro. La estocada cayó baja tras pinchazo. Silencio.

IVÁN VICENTE, VUELTA AL RUEDO

La Goyesca arrancó con la elegancia torera de Iván Vicente en un acompasado saludo por verónicas y delantales. La armonía en las hechuras del toro de El Tajo se vio complementada por buena clase en su embestida. Iván Vicente lo cuidó en el caballo. Javier Cortés quitó por chicuelinas. La faena empezó por la misma senda que el saludo, llena de torería. El toro colocó la cara con mucha calidad embistiendo por abajo a los vuelos de Iván Vicente, que se acopló rápidamente. Al echarse la muleta a la mano izquierda se vio la profundidad del toro. Vicente continuó con su personal elegancia, que se sumó a su entrega y compromiso. Cayó un poco la faena en la tanda anterior a coger la espada de verdad porque le tropezó la pañosa en varias ocasiones. Los detalles del final recuperaron el ritmo del buen toro de Joselito. La estocada cayó contraria. Dio una vuelta al ruedo tras petición.

Muy hondo fue el cuarto, que pesó más de 600 kilos pero de buena hechura. Se aplomó prácticamente desde salida impidiendo el lucimiento con el capote a Iván Vicente. Su hermano Jesús fue aplaudido tras un buen tercio de varas. Brindó el toro al autor del cartel que ilustró esta corrida, César Palacios. Una ovación reconoció la trayectoria del querido artista, del eterno arenero de Madrid. El toro sumó complicaciones a su falta de fuelle e Iván sólo pudo justificarse. La estocada fue extraordinaria. Saludó tras sonar un aviso.

CABALLERO, TAMBIÉN HERIDO

También resultó cogido Gonzalo Caballero cuando remataba el saludo capotero al sexto. Se quedó por debajo el toro hiriéndole en el muslo izquierdo. Durante el tercio de banderillas regresó el torero con un torniquete y sin chaquetilla. El toro obedeció sin entrega y Caballero aprovechó la movilidad para firmar dos aplomadas tandas con la mano derecha. Mucho mérito tuvo la actuación. Sin embargo, la afición desconectó cuando se paró completamente el soso toro de Joselito que cerró la tarde. Falló con los aceros.

Caballero mostró disposición desde el inicio ante el tercero, que no se definió en los primeros tercios. Lo cuidaron en el caballo. Ya en la faena de muleta soseó provocando la desconexión entre la faena de Caballero y el tendido. Aun así hubo algunos naturales de buen trazo. El toro se fue viniendo abajo. Con los aceros no estuvo atinado.

Madrid, miércoles 2 de mayo de 2018. Feria de la Comunidad. Corrida Goyesca. Toros de El Tajo (1º y 4º) y La Reina. Bien presentados, de juego desigual. Destacó la clase del 1° y el 5°, que fue manejable. Iván Vicente, vuelta al ruedo tras petición y saludos tras aviso; Javier Cortés, silencio y oreja con petición de la segunda tras resultar herido; y Gonzalo Caballero, silencio tras aviso y saludos al retirarse a la enfermería. Entrada: Cerca de media plaza. Antonio Molina saludó tras parear al quinto.

PARTE FACULTATIVO DE JAVIER CORTÉS.- "Herida por asta de toro en 1/3 medio cara posterior muslo izquierdo, con una trayectoria ascendente de 20 cm., que produce destrozos en músculos isquiotibiales, contusiona nervio ciático y alcanza el fémur. Es intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza de toros. Se le traslada al Hospital San Francisco de Asís con cargo a la Fraternidad. Pronóstico: Grave. Firmado: Dr. García Leirado".

PARTE FACULTATIVO DE GONZALO CABALLERO.- "Herida por asta de toro en tercio superior cara lateral de muslo izquierdo con una trayectoria hacia dentro de 5 cm. que produce desgarro de la fascia lata y músculo vasto interino. Contusión cervical pendiente de estudio radiológico. Es intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza y se le traslada al Hospital San Francisco de Asís con cargo a la Fraternidad. Pronóstico: Menos grave. Firmado: Dr. García Leirado".

Revista de toros | Noticias toreros y corridas | Portal taurino.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.aplausos.es