Aplausos
22 de noviembre de 2019, 5:30:39
Noticias

SAN ISIDRO


Vuelta al ruedo a la emoción de Román en Madrid

El valenciano destaca con un encastado sobrero de Torrealta y Lorenzo firma lo más templado de la tarde

Por Gonzalo I. Bienvenida


Fotos: JAVIER ARROYO

La corrida de José Miguel Arroyo Joselito, cuarta de feria, arrancó con un alto colorado de mucha zancada y longitud. Se abrió en las telas de Joselito Adame. Empujó con un solo pitón antes del quite de Román. En la muleta pasó sin transmisión, Adame cambió varias veces de terrenos sin sentirse a gusto. El toro, zorrón, probó y el mexicano dudo en demasía. Sin pena ni gloria se inauguró la tarde. No estuvo fino con la espada.

Bien hechurado fue el cuarto del hierro de El Tajo. Fue un toro noblote que movió con oficio Adame de salida. Destacó la limpieza de Miguel Martín y la espectacularidad de Fernando Sánchez. En el inicio de la muleta, Adame se dio cuenta de que la calidad no estaba acompañada por el poder. Trató de administrarlo en tandas cortas aun así el toro fue perdiendo fuelle y recorrido. Terminó defendiéndose. Lo pinchó dos veces antes de un bajonazo.

El segundo se descoordinó repentinamente mientras lo paraba Román por lo que tuvo que ser devuelto. Apareció un sobrero de Torrealta de bastas hechuras. Pegó oleadas de salida que Román salvo como pudo. Cuando apareció el caballo fue directo ocasionando un impresionante derribo. Se picó poco para la falta de humillación apuntada. En el quite de Álvaro Lorenzo pegó un derrote al cielo a la altura de la montera. Brindó al público Román. El inicio por bajo le vino bien al toro, por el izquierdo ya apuntó menor humillación y rectitud. Le dio distancia Román aprovechando la inercia sobre la mano derecha, pasó el toro sin demasiada entrega. El susto llegó con la mano izquierda: se coló y a punto estuvo de llevárselo por delante. Tuvo mérito por la bravucona emoción del toro. Hubo dos tandas de mucha garra, rematadas con buenos pases de pecho. Por el derecho desarrolló nobleza ante la firmeza del valenciano. El final por manoletinas fue de vértigo, un 'ay' en cada una de ellas. Estoqueó recibiendo aunque la espada quedó desprendida. Se le pidió la oreja y dio una vuelta al ruedo tras aviso.

El quinto portaba una cara ofensiva por la forma de abrir la cara. Sin embargo, su hechura era baja dentro de su hondura. Se desplazó de salida con buena condición en el capote de Román que dio orden de que lo cuidasen en el caballo. El toro desarrolló nobleza aunque también falta de continuidad. De uno en uno tuvo muletazos buenos. Sosote en su embestida. Román dio muchos pases hasta caer el aviso. Dejó media estocada atravesada tras un pinchazo.

Se desplomó en el quite de Joselito Adame el tercero y también fue devuelto. El segundo sobrero lució el hierro de Montealto. Acochinado, sin cuello y astifinísimo. La viveza de salida no menguó tras el paso por el caballo. Álvaro Lorenzo no pudo lucirse en el recibo pese a su facilidad capotera. Bregó Puchi tratando de quitarle las asperezas pero la violencia se acrecentó. Lo intentó Lorenzo por los dos pitones, el toro pegaba un derrote duro y seco al final de cada muletazo además de lo recto que se venía. Dejó media estocada algo trasera antes de atronarlo con el descabello.

El bajo cinqueño que cerró la tarde en el debut en San Isidro de Joselito con los hierros de El Tajo y La Reina fue de aparatosa encornadura. Álvaro Lorenzo brilló con el capote: seis fueron las cadentes verónicas y una media por el derecho limpiando el derrote final por ese pitón. Se cuidó en la lidia, apenas se picó. Álvaro Lorenzo empezó por estatuarios. En el remate que iba a ser un recorte se le quedó debajo. Inteligentemente le dio sitio. Se sucedieron dos tandas asentadas. La faena bajó al coger la mano izquierda al resultar más reservón por ese pitón. Un derrote al final afeaba cada muletazo. Al volver a la derecha, se había acabado la voluntad humilladora del principio. Remató por bernadinas bien hilvanadas y un buen pase de pecho. La estocada llegó tras un pinchazo.

Madrid, viernes 17 de mayo de 2019. Feria de San Isidro. Toros de El Tajo (1º, 4º, 5º y 6º) y La Reina (2º y 3º), de desigual presentación y de escaso juego; un sobrero de Torrealta (2º bis), encastado aunque sin clase; y otro de Montealto (3º bis), complicado. Joselito Adame, silencio y silencio; Román, vuelta al ruedo tras petición y aviso, y silencio tras aviso; Álvaro Lorenzo, silencio y ovación. Entrada: Tres cuartos.

Revista de toros | Noticias toreros y corridas | Portal taurino.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.aplausos.es