Aplausos
17 de octubre de 2019, 8:10:19
Noticias

FERIA DE SAN ISIDRO


Ureña, oreja por naturales en Las Ventas

El murciano cuajó con la zurda al quinto toro de una corrida falta de raza de Alcurrucén

Por Gonzalo I. Bienvenida


Fotos: JAVIER ARROYO

El quinto no se definió hasta el tercio final. Las carreras en la lidia hicieron presagiar su mansedumbre pero dentro de ella escondía un fondo de casta. Su bella estampa levantó algunas protestas, engatillado de pitones. Paco Ureña empezó la faena en terrenos del 7 por estatuarios. El ajuste asustó a la plaza, los ayudados por bajo y la trincherilla hicieron entrar a la afición en la faena. Ureña se echó la muleta a la mano izquierda con toda su verdad. Cargó la suerte, dio el pecho y pegó naturales perfectos. También hubo algunos tropezados pero dio lo mismo porque la pureza fue la base de todo. Madrid se entregó. Ureña hilvanó naturales con pases de pecho colosales. En ocasiones, después de las tandas, el toro huyó buscando salida a la apabullante verdad de Ureña pero lo buscó en remates por abajo y en un molinete invertido. El final genuflexo tuvo torería. Quiso matar recibiendo pero pinchó, se volcó en el segundo encuentro. La oreja no tuvo discusión.

Otro toro estrecho de sienes y que enseñaba las palas fue el segundo. Paco Ureña lo recibió con cadenciosas verónicas. Algunas de ellas muy despacio. En la muleta el toro tuvo virtudes como la humillación y el recorrido cuando se le enganchaba delante. No siempre encontró la tecla el muriciano. Estuvo muy firme y logró ligar algunos muletazos con profundidad pero le faltó continuidad a la faena. Ya cuando se paró, buscó la colocación. Con la espada no estuvo acertado. Silencio.

Abrió la tarde un bonito toro de Alcurrucén, rematado pero de armónica expresión. David Mora lo recibió con buenas verónicas. Hubo rivalidad en quites: Ureña y Mora por gaoneras. Las del murciano a pies juntos, las del madrileño cargando la suerte. En banderillas esperó muchísimo y Ángel Otero hizo un esfuerzo hasta conseguir dejarlas en lo alto. Tras saludar recibió el brindis de David Mora por su papel fundamental en la vida personal y profesional del torero. Arrancó la faena con mucha intensidad. Andando hacia delante, fue sacándose al toro hacia los medios con muletazos de mucha enjundia. Trincherillas, ayudados por bajo, pases del desdén. La primera tanda continuó por los mismos fueros pero el toro fue perdiendo humillación. Terminó soseando por encima del palillo. Mora se tiró recto a matar y recibió un volteretón tremendo afortunadamente sin consecuencias. Cuando volvió a entrar a matar recibió un nuevo derrote en el pecho. Gran actitud la del madrileño. Palmas.

El serio cuarto tenía leña en su acodada cara, tocado arriba de pitones. Resultó abanto de salida, salió suelto del caballo de Israel de Pedro, que tuvo que echarlo encima la segunda vez para que no se fuera. En banderillas destacó Iván García. El toro resultó bueno pero ayuno de emoción. En cualquier otra plaza habría sido de triunfo pero para Madrid le faltó empuje y transmisión. Mora se justificó y lo mató bien tras un pinchazo. Silencio.

El tercero, una cuarta más alto que sus hermanos, girón en negro. Astifinísimo. Se frenó en capotes aunque Álvaro Lorenzo le ganó la cara con suficiencia. Rafael González limpió los arreones que supusieron las embestidas. Le costó mucho descolgar al toro. Álvaro Lorenzo trató de tocarlo abajo para evitar su montado gesto. No rompió hacia delante el de Alcurrucén. Lorenzo lo intentó por los dos pitones antes de estoquear muy atrás. Silencio.

El cinqueño que hizo sexto se emplazó con su tremenda testa esperando batalla en los medios. Entre "voy yo o ve tú", la plaza se impacientó hasta que apareció la determinación de Lorenzo. El toro fue manso en toda la lidia, el toledano lo sobó con el capote. En un arreón en banderillas se llevó un volteretón el tercero de David Mora: Víctor Manuel Martínez. En la muleta tuvo una movilidad engañosa. Su descastada condición provocó una embestida descompuesta. Tuvo peligro sordo, del que no se ve. Lorenzo estuvo muy firme con él, consintiéndole mucho, dejándosela puesta siempre. No se valoró su actitud. Silencio.

Madrid. Viernes 31 de mayo de 2019. Feria de San Isidro. Toros de Alcurrucén, bien presentados y de juego desigual. Con más opciones el 2º y el 5º. David Mora, palmas y silencio; Paco Ureña, silencio y oreja; Álvaro Lorenzo, silencio y silencio. Entrada: Lleno. David Mora resultó cogido de forma aparatosa al estoquear a su primero.

PARTE MÉDICO DE DAVID MORA: El torero sufre un "puntazo corrido en cara posterior de la cresta ilíaca derecha y herida superficial en escroto derecho, que se sutura bajo anestesia local. Pronóstico leve salvo complicaciones", según reza el parte médico, firmado por el Dr. Máximo García Leirado.

Revista de toros | Noticias toreros y corridas | Portal taurino.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.aplausos.es