Aplausos
15 de octubre de 2019, 21:06:08
Noticias

ÁVILA


La terna a hombros e indulto en Arévalo

Manzanares y Morante cortaron cuatro y dos orejas, respectivamente, y Paco Ureña se fue con tres y rabo tras indultar al sexto, de Garcigrande

Por Paco Cañamero


Fotos: ISMA SÁNCHEZ

Abrió la tarde Envidioso, de Garcigrande, un toro negro de armónicas hechuras al que Morante lanceó con decoro y buen gusto a la verónica. Tomó un puyazo, echándose en el peto, e inmediatamente quitó por chicuelinas y pidió el cambio. Comenzó el trasteo con ayudados a dos manos junto a las tablas para sacarlo al tercio. Entre las dos rayas brilló sobre la diestra frente a un toro tan escaso de fuerzas como de acometividad. Mató de estocada. Una oreja.

El cuarto respondió al nombre de Sidrero, también con el hierro de Juan Pedro Domecq. Flojo de fuerzas y sin fijeza al tomar las telas, Morante lo cuidó en los primeros tercios para torear primero sobre la diestra y también al natural en una obra rubricada con dos torerísimos doblones. Mató de estocada caída y dos descabellos. Una oreja tras aviso.

En segundo lugar se lidió a Horizonte, de Garcigrande, con hechuras semejantes al anterior, al que Manzanares recibió con airosas verónicas. Cambió el tercio y fue despachado con un puyazo. Cortó en banderillas e hizo pasar un mal rato a los rehiliteros. Con la muleta, el alicantino firmó un trasteo serio con un toro que fue a más, toreando con gusto sobre ambos pitones. Estocada recibiendo. Dos orejas. El toro fue aplaudido en el arrastre.

El quinto, Ojeroso, de Juan Pedro Domecq, fue otro toro comodito de hechuras y de cuerna que no acababa de emplearse en el capote. Con la muleta se vino arriba y Manzanares aprovechó las embestidas para hilvanar series definidas por su particular sello elegante. Mató de estocada. Dos orejas.

El tercero, de nombre Otomano y con el hierro de Juan Pedro Domecq, fue protestado de salida por sus escasas hechuras, astiapretado. Ureña lo lanceó con despaciosas verónicas para rematar con un afarolado, y enseguida colocarse el capote a la espalda para seguir con jaleados lances de frente por detrás que llevaron la pasión al tendido. Lo llevó al caballo por un galleo y derribó a la cabalgadura. Brindó a Fortes una faena que inició por estatuarios en el tercio, siendo el anticipo de momentos muy brillantes, y marcado por la pureza y el empaque, para acabar con un toreo de cercanías. Mató de estocada. Una oreja.

Cerró la corrida un toro de Garcigrande, de nombre Figura, con el que Ureña lanceó con gusto y empaque a compás abierto. Tomó un puyazo y se lució su matador por chicuelinas, mientras que en el tercio de banderillas llegó cierto desorden y se cambió el tercio antes del tercer par. Comenzó Ureña su faena por hinojos ante un toro que embestía con gran tranco y transmisión, comiéndose literalmente la pañosa y con un Ureña regalando torería y pureza. Fue su particular sinfonía torera que llenó de olés este moderno coso arevalense y provocó el indulto del toro.

Arévalo (Ávila). Sábado 6 de julio de 2019. Toros de Juan Pedro Domecq (3º, 4º y 5º), con menos presencia y faltos de fuerza, y Garcigrande (1º, 2º y 6º), de buen juego y nobles; el mejor el sexto, de nombre Figura, número 73, negro listón, nacido en marzo de 2015 y de 487 kilos de peso, que fue indultado. Morante, oreja y oreja tras aviso; Manzanares, dos orejas y dos orejas; Paco Ureña, oreja y dos orejas y rabo simbólicos. Entrada: Tres cuartos.

Revista de toros | Noticias toreros y corridas | Portal taurino.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.aplausos.es