Aplausos
14 de octubre de 2019, 1:08:28
Noticias

CORRIDAS GENERALES


Grandiosa tarde de Paco Ureña en Bilbao

El de Lorca corta cuatro orejas ante dos buenos toros de Jandilla en una tarde para el recuerdo, en la que conquistó Vista Alegre con su apasionada y sincera entrega

Por Redacción APLAUSOS


Fotos: ARJONA

Paco Ureña se consagró en Bilbao. Una tarde para el recuerdo, muy rotunda, con dos faenas muy distintas y un denominador común: la sinceridad y la pureza de su toreo.

Frente al tercero dejó Diego Urdiales un precioso quite por chicuelinas rematado con una sabrosa media. Saludaron en banderillas Curro Vivas y Azuquita, que fue arrollado sin consecuencias. Vibrante fue el inicio de faena de muleta de Paco Ureña, en el que a los estatuarios le siguió una buena tanda de naturales, con cambios de mano y de pecho sensacionales. Muy asentada y reunida resultó su labor frente a un buen toro de Vegahermosa, en terrenos comprometidos siempre. Hubo naturales de mucha despaciosidad y verdad, pero la tanda más rotunda llegó al final sobre el pitón derecho. Valiente y muy roto con el toro Ureña. Quiso matar recibiendo pero al no arrancarse el astado, se volcó sobre el morrillo siendo encunado en los pitones. Efectiva estocada que fue clave para la concesión de las dos orejas.

Ureña brindó a Diego Urdiales su faena al que cerró plaza, un toro al que supo sacarle su fondo, al que dio tiempo y llevó con mucha suavidad embebido en los vuelos. Los muletazos tuvieron mucha expresión y despaciosidad. Deletreó el toreo con relajo y naturalidad, alejado de cualquier crispación. Todo muy sentido. Faena importante ante otro buen toro de Borja Domecq, al que finiquitó de una gran estocada, que le valió las dos orejas. Frente a este toro saludaron Agustín de Espartinas y Azuquita en banderillas.

El torero de Lorca fue sacado a hombros por Fortes, y entre una multitud de aficionados.

ACTITUD DE URDIALES Y CAYETANO

No fue nada fácil el primer toro de la tarde, áspero, reservón, midiendo siempre con la cara alta y desarrollando peligro en todo momento. Abrevió Diego Urdiales ante tales adversidades.

Urdiales mostró su cara más épica frente al cuarto, otro toro complicado y exigente con el que pechó el riojano. ¡Vaya lote! No tuvo ninguna entrega el animal, que se metió por los adentros, dio arreones y soltó la cara con feo estilo. Enorme el esfuerzo y la actitud de Urdiales, que muy valiente dio un paso al frente sin tomar el camino más fácil. Sudó lo suyo y se justificó con creces.

Tuvo calidad por el pitón derecho el segundo de la tarde, con el que estuvo muy centrado Cayetano. Le bajó la mano e hilvanó las series con temple, tirando muy bien de la embestida sobre la diestra, ya que al natural fue imposible. Duró poco el animal y la faena tuvo el metraje justo. Efectiva estocada, que le valió una fuerte ovación. Antes, con el capote, al quite por gaoneras de Paco Ureña le replicó Cayetano por tafalleras.

Cayetano manejó con buenas y variadas formas el capote frente al quinto, espoleado además por el buen quite por verónicas de Ureña. La pena fue que el toro llegara muy apagado a la muleta, pues se vio a un Cayetano muy templado, centrado y toreando con mimo y despaciosidad. Afligido el animal, la faena no tomó vuelo. De nuevo manejó el acero con eficacia.

Bilbao. Viernes, 23 de agosto de 2019. Tres toros de Jandilla (1º, 2º y 5º) y tres de Vegahermosa (3º, 4º y 6º), bien presentados y desiguales de juego. Destacaron sobre el resto tercero y sexto. Diego Urdiales, silencio y ovación con saludos; Cayetano, ovación con saludos y ovación con saludos con protestas; y Paco Ureña, dos orejas en ambos. Entrada: Casi tres cuartos.

Revista de toros | Noticias toreros y corridas | Portal taurino.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.aplausos.es