Aplausos
18 de septiembre de 2019, 11:46:40
Noticias

ALFARERO DE ORO


Francisco Montero, en volandas en el cierre de feria en Villaseca

El encierro de Monteviejo condicionó las actuaciones de José Cabrera y Cristóbal Reyes, que fueron silenciados en sus lotes

Por Julio César Sánchez


Fotos: JULIÁN LÓPEZ

No consiguió lucirse José Cabrera con el primero, un novillo de Monteviejo que embistió a media altura pero con nobleza y temple. La faena no llegó a redondearse y mató a la segunda.

Resultó deslucida la actuación ante el cuarto de José Cabrera, que, aunque quiso, no acertó en el planteamiento de la faena. Toreó rápido, sin esperar que metiese la cara y manejando la muleta sin gobierno. Fue silenciado tras un pinchazo.

El segundo fue un novillo incierto, mirón y que se lo pensó mucho. Ante él Cristóbal Reyes anduvo meritorio, desde el saludo a porta gayola hasta una faena de muleta que no pudo tener momentos de belleza plástica, pero sí de reconocido aguante. Emborronó su labor pinchando muy bajo por partida doble, y dejando una estocada entera igualmente defectuosa.

El muy astifino quinto se arrancó con alegría al peto en el segundo puyazo. Cristóbal Reyes expuso ante un novillo con peligro, que iba metido en la muleta durante la inercia de las dos primeras arrancadas, pero que a continuación se lo pensaba y ponía a prueba la firmeza del novillero, que finalmente evitó la voltereta. Pasaportó a su oponente a la segunda de una estocada entera y desprendida.

El tercero pidió papeles a Francisco Montero y a toda su cuadrilla. El de Monteviejo ofreció tanto ímpetu como falta de ritmo y entrega. También derrochó entrega Montero, quien estuvo a merced de la cogida en varios momentos en los que el novillo arreó de manera intempestiva y casi caótica. Fue realmente emocionante ver al novillero plantar cara a su antagonista, aún a sabiendas de que el lucimiento estético era misión imposible. Se tiró a matar con decisión y agarró una buena estocada entera arriba de la que el de Monteviejo salió rodado, provocando una reacción de gran intensidad en los tendidos, que pidieron las dos orejas, aunque el premio quedó en una.

Francisco Montero continuó su conexión con los tendidos al recibir al sexto a porta gayola con el capote de paseo, y la mantuvo en una faena de muleta vibrante y entregada, aprovechando la inercia de las arrancadas iniciales para llevar todo lo largo que pudo al novillo, destacando una buena serie por el pitón derecho. Dejó una estocada baja pero recibió un trofeo que le abrió la puerta grande.

Villaseca de la Sagra, martes 10 de septiembre de 2019. Alfarero de Oro. Novillos de Monteviejo. Bien presentados. Noble y manejable el primero. Con menos entrega y clase en resto. José Cabrera, silencio en ambos; Cristóbal Reyes, silencio en ambos; Francisco Montero, oreja con petición de la segunda y oreja. Entrada: Casi lleno.

Revista de toros | Noticias toreros y corridas | Portal taurino.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.aplausos.es