Aplausos
15 de julio de 2020, 8:11:29
Noticias

MANOLO CAMPUZANO, SOBRE JAVIER CORTÉS


“El ojo no lo ha perdido, pero todavía ignoramos el alcance de la lesión en el nervio óptico”

"Le han reconstruido el globo ocular con éxito, pero no sabemos si recuperará la visión; los médicos piden cautela, las primeras 48 horas son cruciales para evitar infecciones", avanza a Aplausos el mentor del diestro madrileño

Por Ángel Berlanga


Javier Cortés permanece ingresado en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, donde ha sido intervenido durante la madrugada de este lunes de la grave contusión ocular sufrida este domingo en la plaza de Las Ventas. El torero ha sido examinado esta mañana por los médicos y la evolución es “la esperada”, según ha adelantado a Aplausos el apoderado del diestro madrileño, Manolo Campuzano. “No hay grandes novedades. Los médicos dicen que anoche todo salió bien pero inciden en que hay que ser muy cautos todavía y esperar que no surja ninguna infección porque estamos hablando de una zona muy delicada. Javier tiene el rostro inflamado y sobre si recuperará o no la visión no sabemos nada todavía. De momento hay que esperar”.

Según expone el mentor del torero, “las primeras 48 horas son cruciales para evitar infecciones. De momento el ojo no lo ha perdido, le han reconstruido el globo ocular con éxito, pero el tema de la visión todavía está en el aire, no se sabe todavía”; y añade un aspecto clave en ese sentido: “El nervio óptico está inflamado y hasta que no sepamos con exactitud hasta qué punto está lesionado los médicos no aventurarán ningún diagnóstico”.

“Javier está animado, sabe lo que tiene, es consciente de ello”, relata Campuzano, quien enumera de corrido la serie de contratiempos que el destino parece haber puesto en el camino de su torero: “La cornada del pasado año que afectó al nervio ciático, el ictus de su padre, ahora esta lesión en el ojo… No están poniéndole las cosas fáciles”.

DESPRENDIMIENTO DE RETINA

El ojo derecho de Javier Cortés, el afectado en el tremendo pitonazo que le dio el toro del Marqués de Albaserrada en el festejo de este domingo, ya arrastraba una lesión desde hace tiempo: “Javier padeció hace cuatro años un desprendimiento de retina, por lo que únicamente contaba hasta ayer con un 40% de visión en ese ojo. Llevaba una lentilla fija que, evidentemente, ahora ha desplazado el pitón, por lo que tendrán que reconstruírsela en otra operación en el futuro”.

De este modo, Javier Cortés da por concluida la temporada de 2019: “Este lunes toreábamos en Bargas, donde habíamos entrado sustituyendo a David Galván, y andábamos pendientes de un par de sustituciones para estos próximos días, así como del festival de Chinchón del próximo mes de octubre, donde teníamos ya presencia asegurada. Todo eso está ya perdido”, concluye Campuzano.

Revista de toros | Noticias toreros y corridas | Portal taurino.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.aplausos.es