Aplausos
7 de julio de 2020, 1:47:59
Noticias

ZARAGOZA


Mariano de la Viña: “No recuerdo nada ni he querido ver la cogida”

El subalterno manchego, tras cuarenta días ingresado después de la gravísima cornada que sufrió en la pasada Feria del Pilar, recibe el alta hospitalaria. "Mi objetivo es volver a torear, pero el tiempo me marcará las pautas porque para hacerlo tengo que estar al cien por cien", afirma

Por Javier Valero / Redacción de Aplausos


Cuarenta días han pasado desde que Mariano de la Viña sufriera una de las cornadas más graves de los últimos años. Diecisiete días después de caer herido de extrema gravedad en la plaza de toros de Zaragoza abandonó la UCI del Hospital Quirónsalud de la capital aragonesa, y este viernes, tras debatirse entre la vida y la muerte, ha recibido el alta hospitalaria. “Me han contado lo que sucedió pero no me acuerdo de nada; prefiero no ver ni recordar nada. Tengo la sensación de que ocurrió... ahora estoy aquí para mirar para adelante y ponerme lo mejor posible", afirmó el torero de plata manchego, que relató algunos de los momentos que vivió en el hospital. “A la primera persona que vi cuando me desperté en la UCI fue a mi mujer. Estaba sentada y como por desgracia ha ocurrido otras veces, la miré y le dije: ¿Qué, ya ha pasado algo? ¿ayer me cogió un toro? Y me contestó: "Llevas seis días durmiendo". Me quedé impactado. Ese fue mi despertar, cuando fueron pasando los días tuve más conocimiento de lo que había pasado".

Mariano de la Viña compareció junto al doctor Carlos Val-Carreres y Miguel Ángel Eguizábal, director gerente del Hospital Quirónsalud de Zaragoza, donde el albaceteño ha estado ingresado más de un mes. Sus primeras palabras fueron de agradecimiento, en especial a los médicos y a la afición de Zaragoza, para quien tuvo palabras cargadas de emoción. “Gracias a todas las personas que se han puesto en contacto conmigo, a los compañeros y profesionales del toro, desde aquí les agradezco su interés y su cariño aunque no he podido atenderles a todos".

Para la capital aragonesa, que ya forma parte de su vida, también tuvo palabras de gratitud. "Desde 1988 cuando formé parte de la cuadrilla de Raúl Zorita he sentido todo el cariño y el calor de la afición y de la ciudad de Zaragoza. Uno de los momentos de mayor emoción fue cuando me dijeron que muchos aficionados bajaron del tendido hasta la enfermería para donar sangre. Fue muy emocionante el cariño de la afición, que se volcó conmigo en un momento tan dramático. La emoción recordando ese momento me embarga constantemente".

Mariano de la Viña se refirió a Carlos Val-Carreres en forma de reconocimiento a la atención que le ha dispensado en todo este tiempo: “Es como un padre para mí”. Y añadió: "Ha estado pendiente de mí las 24 horas del día, hemos tenido conversaciones en las que hemos hablado de todo, siento un cariño entrañable por todos”.

Durante la comparecencia, Mariano de la Viña, que se emocionó en varios momentos, se refirió a la posibilidad de volver a los ruedos. Sobre ello, confesó: "Tengo la ilusión de torear pero el tiempo lo dirá según la evolución que vaya teniendo”. Y continuó al respecto: "Mi objetivo personal es volver, pero el tiempo me marcará las pautas porque para hacerlo tengo que estar al cien por cien, porque sé lo que es estar delante de un toro. No lo descarto. Sé que por delante tengo un tiempo largo de trabajo, que tengo que superarme día a día, marcarme metas y cuando llegue el momento, decidiremos”.

VAL-CARRERES: "Las despedidas son tristes, pero esta, no"

El doctor Carlos Val-Carreres no pudo esconder su felicidad y se congratuló de haberle podido dar el alta hospitalaria a Mariano de la Viña. "Dicen que todas las despedidas son tristes, menos esta, ya que Mariano tiene muchas ganas de marchar a casa y nosotros de verle que se va afortunadamente bien". El galeno puso en valor el trabajo del equipo que ha atendido al banderillero. "Llegar hasta este punto ha sido por obra de un equipo, en primer lugar del que le atendió en la enfermería de la plaza, y luego otro multidisciplinar aquí en el hospital”.

Carlos Val-Carreres fue preguntado también por la posibilidad de que Mariano de la Viña vuelva a los ruedos. En este sentido, tuvo palabras de elogio hacia quien ha sido su paciente durante cuarenta días, afirmando: “Tiene un espíritu fuerte, quiere hacerlo y el camino que lleva es de querer torear y cuanto antes… entiéndase el cuanto antes porque hablamos de meses ha".

Sobre los siguientes pasos a seguir por parte de Mariano de la Viña, que seguirá con la rehabilitación en Albacete y bajo vigilancia médica, agregó: "Tendrá que seguir con la curación y la rehabilitación. La herida de la región glútea tiene que ser revisada por el cirujano de Albacete, pero el camino ya está trazado".

Miguel Ángel Eguizábal, director gerente del Hospital Quirónsalud de Zaragoza, fue el encargado de abrir la rueda de prensa, agradeciendo "a Mariano la confianza que ha depositado en nosotros. Cuando bajábamos a la rueda de prensa hemos comentado cómo entró en el hospital y cómo ha sido su salida y, evidentemente, no puedo dejar de agradecer al doctor Val-Carreres su esfuerzo y su sapiencia médica para resolver todos y cada uno de los avatares que hemos tenido durante este tiempo”.

Revista de toros | Noticias toreros y corridas | Portal taurino.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.aplausos.es