Aplausos
9 de julio de 2020, 15:49:15
Noticias

TEMPORADA GRANDE


Diego Ventura y Emiliano Gamero, entrega y rivalidad en la Monumental de México

Sevillano y mexicano pasean una oreja cada uno tras afrontar con determinación una tarde pasada por agua

Por Redacción APLAUSOS


Con unos minutos de retraso comenzó el mano a mano entre los rejoneadores Diego Ventura y Emiliano Gamero debido a las inclemencias meteorológicas, que dejaron el ruedo en un estado complicado para las cabalgaduras. Aun así, ambos jinetes decidieron seguir adelante con el festejo, a pesar del riesgo por el estado del piso.

Una oreja cortó Diego Ventura del que abrió plaza, un toro con tanta calidad como falta de empuje que permitió al sevillano torear con compás, despaciosidad y temple. Con Bronce dejó los momentos de mayor pureza y nivel, pisando terrenos comprometidos, dejándose llegar al toro muy cerca e imantando la embestida con la grupa. Luego llegan momentos de mayor espectacularidad con los violines a los que les siguieron vistosas piruetas. A lomos de Prestigio dejó un perfecto carrusel de cortas antes de finiquitar su labor de un certero rejonazo.

De nuevo los mejores momentos de Diego Ventura, este vez frente al tercero de la tarde, llegaron montando a Bronce, un caballo que demostró sus excelentes condiciones: torería, elasticidad y mucho temple. Pisó terrenos comprometidos y dejó pasajes de gran belleza en el toreo a dos pistas. Todo muy reunido. Montando a Bronce cogió una muleta para torearlo a caballo, pero el toro, muy agarrado al piso, impidió que esta novedosa suerte tuviera mayor lucimiento. Mató de un buen rejonazo, a pesar de no dejar hundido el acero, y fue ovacionado.

A portagayola y con garrocha recibió Diego Ventura al quinto. Salió con movilidad el toro pero se vino muy pronto abajo. Con Chalana batió perfecto al pitón contrario. Subieron los decibelios con Gitano en dos quiebros en los medios, seguidos de vibrantes piruetas. Muy inteligente Ventura, sacó a Dólar para dejar un gran par a dos manos sin cabezada, que logró emocionar al público. De nuevo con Prestigio clavó las rosas, antes de pinchar con el de muerte y perder la puerta grande.

GAMERO DA LA CARA

El segundo, aunque algo quedado, fue otro toro bueno y enclasado. Emiliano Gamero realizó una faena de menos a más, en la que poco a poco fue reuniéndose cada vez más con su oponente. Los momentos de mayor conexión llegaron al final, sobre todo en un ceñida pirueta de enorme mérito. Mató de un certero rejonazo y, a pesar de la petición de oreja, su premio quedó en una vuelta al ruedo.

Tuvo mucha conexión la faena de Emiliano Gamero frente al cuarto. Resultaron vibrantes algunas suertes, sobre todo un espectacular quiebro, ajustadísimo e inverosímil, que marcó un punto de inflexión en la faena. Luego llegó otro quiebro, también ceñido, antes de dejar las cortas. Cuando tenía amarrado el premio, el rejón de muerte le impidió poner un buen broche a su esfuerzo. Echó pie a tierra para descabellar. Brindó su labor a Diego Ventura: “Nadie como tú me ha apoyado tanto” le dijo.

Muy bien paró con la garrocha Emiliano Gamero al sexto de la tarde, un castaño de Julio Delgado que salió con muchos pies. Esta vez los quiebros no salieron con tanta limpieza, saliendo rebrincado y poniendo en peligro a la cabalgadura. Salió a por todas Emiliano, que no se dio por vencido y le plentó cara a la tarde, incluso puso una banderilla montando sin cabezada. Mató de rejonazo y un certero golpe de cruceta, y su entrega fue premiada con una oreja.

Plaza México. Domingo, 19 de enero de 2020. Toros de Los Encinos y Julio Delgado (6º), correctos de presentación, nobles y manejables en general. Diego Ventura, oreja, ovación y ovación; y Emiliano Gamero, vuelta al ruedo tras petición, silencio tras aviso y oreja. Entrada: Un quinto.

Revista de toros | Noticias toreros y corridas | Portal taurino.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.aplausos.es