TAL DÍA ESTA SEMANA… 14 DE ABRIL DE 1997

Joselito alcanza la gloria de la Puerta del Príncipe

Alfonso Ávila
lunes 11 de abril de 2022
Tarde cumbre del madrileño, que salió a hombros de la Maestranza en un festejo en el que también se encumbró Rivera Ordóñez que no le acompañó en volandas por fallar con la espada

Con lleno total en los tendidos en tarde calurosa y con algo de viento, se celebró la octava corrida de abono. Se lidiaron seis toros de Manolo González, muy bien presentados y de juego interesantísimo e importante, destacando  la enorme calidad del primero, que fue el más ovacionado. Julio Aparicio no quiso o no fue capaz de acoplarse con su lote y fue pitada su actuación. Rivera Ordóñez, ante dos toros exigentes, demostró su buen momento, cortando una oreja a cada toro de su lote y solo el uso del verduguillo en el sexto le cerró la anhelada Puerta del Príncipe.

Cómo toreó y se entregó Rivera Ordóñez tuvo categoría de gran figura. Su éxito no fue producto de haberle tocado toros muy toreables, ya que no fueron ni fáciles ni cómodos. Un par de toros para medir la grandeza de un torero. A los dos, tanto con el capote, recibiendo al toro a portagayola como tantas veces hiciera su progenitor, como con la muleta, hizo el toreo eterno con verdad absoluta, logrando poner en pie al público de Sevilla. Tan solo la espada le privó una vez más la salida a hombros por la Puerta del Príncipe. Como apuntaba el crítico Joaquín Vidal en su crónica del diario El País: “La forma de torear, de dominar y de arrimarse de Rivera Ordóñez, pertenecen a la época de Lagartijo o Frascuelo”.

Pero la faena cumbre de la tarde fue la realizada por José Miguel Arroyo “Joselito” al primer toro de la tarde. El toro, marcado con el número 116 de nombre Engañado, tuvo una enorme calidad y fue extraordinario para el torero. Destacar de la faena los ayudados de Joselito a dos manos, arqueando la pierna contraria cargando la suerte y circulares de muy bello trazo. Como relataba Filiberto Mira para Aplausos: “Un toro más que de ensueño, éste de la divisa de Manolo González, que para el torero resultó, por nobilísimo, con raza y con ese tranco único de los buenos del encaste Núñez, un toro fuera de serie.  Se compenetró totalmente el madrileño con este fastuoso astado y lo toreó con capa y muleta muy completo y con muy torera variedad. Excelente el capoteo de José y muy bello el trasteo. Como es Joselito un fenomenal estoqueador, mató a la primera, y porque fue abrumadora la petición de las dos orejas, se las concedió el pródigo presidente”.

El cuarto toro, inválido, fue sustituido por uno del mismo hierro titular. Éste resultó un astado gazapón y de desigual comportamiento. Joselito salió dispuesto a todo para redondear la tarde. Como relataba Filiberto Mira: “Lo toreó con valor, talento y dominio, lo mató superiormente de un soberbio volapié, siéndole concedida la oreja”.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando