COMUNICADO

La Real Maestranza y Pagés reafirman una relación de “respeto y lealtad recíproca”

Ambas entidades destacan en una nota de prensa conjunta que las cuestiones sometidas a decisión judicial “no afectan de ninguna manera a la buena relación existente”
Redacción APLAUSOS
sábado 04 de julio de 2020

La Real Maestranza de Caballería de Sevilla y Sevilla Pagés, empresa que gestiona el coso hispalense, han emitido un comunicado conjunto tras las últimas noticias publicadas en las que se daba a conocer que la empresa Pagés reclama a la propietaria de la plaza de toros algo más de seis millones de euros por una antigua disputa técnica del contrato entre ambas partes.

Ante dicha información, las dos entidades aclaran en un comunicado que las cuestiones sometidas a decisión judicial se limitan a específicos aspectos técnicos interpretativos del contrato que les vincula, sin que ello afecte de ninguna manera a la buena relación existente, a la normal gestión de la Plaza ni al desarrollo de las diferentes actividades taurinas y de otro orden que en ella se realizan”.

Asimismo, en la nota destacan que la relación entre ambas partes ha sido y es excelente, y ha estado presidida en todo momento por la buena fe, el respeto mutuo y la lealtad recíproca, que siguen perviviendo en la actualidad”.

El comunicado íntegro es el siguiente:

1. Ante la petición formulada por algunos medios sobre la existencia de algunas cuestiones que se han sometido a la decisión de los tribunales, la Real Maestranza de Caballería de Sevilla y Sevilla Pagés han decidido emitir esta nota de prensa conjunta.

2. Ante todo, quieren poner de manifiesto que durante los casi noventa (90) años transcurridos desde el inicio de la gestión de la Plaza de toros de Sevilla por D. Eduardo Pagés, la relación entre las partes ha sido y es excelente, y ha estado presidida en todo momento por la buena fe, el respeto mutuo y la lealtad recíproca, que siguen perviviendo en la actualidad.

3. Las cuestiones sometidas a decisión judicial se limitan a específicos aspectos técnicos interpretativos del contrato que les vincula, sin que ello afecte de ninguna manera a la buena relación existente, a la normal gestión de la Plaza ni al desarrollo de las diferentes actividades taurinas y de otro orden que en ella se realizan.