Valencia. Feria de Julio
(Foto: Javier Arroyo)(Foto: Javier Arroyo)

La versión artista y templada de Alberto Aguilar

El madrileño toreó con sutileza y elegancia a un toro con calidad de La Quinta
Jorge Casals
lunes 25 de julio de 2011

José Calvo cortó una oreja tras una faena de menos a más en la que destacó toreando con despaciosidad; por su parte, Tomás Sánchez no acabó de romper con un lote al que le faltó emplearse

VEA EL VÍDEO DE LA FAENA DE ALBERTO AGUILAR

VEA EL VÍDEO DE LA FAENA DE JOSÉ CALVO

VEA LAS FOTOS DE MORATALLA BARBA DEL FESTEJO

HABLAN LOS PROTAGONISTAS.- José Calvo: “Ahí han quedado quince o veinte muletazos buenos” / Tomás Sánchez: “Se nota que son listos y desarrollan sentido” / Alberto Aguilar: “He dado una dimensión que nadie conocía de mí”

José Calvo no tuvo opción de demostrar su buen corte de torero ante un toro de La Quinta que se paró muy pronto. El toro nunca se empleó, quedándose debajo de los vuelos de la muleta y buscando los muslos del torero, poniéndose peligroso. Calvo abrevió. Estocada desprendida que hace guardia y certero descabello. SILENCIO.

El valenciano no tuvo opción ante un toro que no terminó de emplearse.

Con mucho brío salió el segundo de la tarde, a quien Tomás Sánchez paró muy bien con el capote. Derribó al primer encuentro al caballo que montaba el piquero Jaime Ruiz Soro, que pasó algún apuro. Buen quite por verónicas de Alberto Aguilar. En banderillas, Domingo Navarro dejó un buen par. Todo hacía presagiar faena importante pero el toro no se empleó en la muleta, embistiendo siempre con la cara alta y sin humillar. Tomás Sánchez estuvo valiente y firme con él. Mejor cuando lo atacó buscando siempre el pitón contrario. La faena fue vivida con intensidad por el público. Mató de estocada contraria al encuentro. El fallo del puntillero enfrió el ambiente. SILENCIO TRAS AVISO.

Firme y valiente Sánchez en una faena que se vivió con emoción en los tendidos.

El tercer toro de La Quinta realizó una buena pelea en varas empujando por abajo en dos puyazos. Alberto Aguilar estuvo muy bien con el toro, que se movió pero sin acabar de entregarse, saliendo con la cara suelta de los viajes. Faena de disposición y de querer de un firme Aguilar. Emborronó todo con un feo bajonazo que hizo guardia, antes de dejar una buena estocada. SILENCIO.

El madrileño anduvo bien con el de La Quinta, sin embargo el mal uso de la espada emborronó su actuación.

El cuarto fue el mejor toro hasta el momento de la tarde. Dejó ver sus buenas intenciones en el capote de Montoliu, que lo bregó superior. Éste sí humilló y en la muleta tuvo nobleza y calidad. Le faltó un punto de transmisión en su embestida, algo que su matador José Calvo tapó con buena estética. Lo mejor llegó en una serie sobre la diestra en las postrimerías de la faena, que tuvo despaciosidad, temple y gusto. Dejó un pinchazo antes de recetar una buena estocada. De nuevo José Calvo vuelve a reivindicarse ante sus paisanos. OREJA.

El valenciano toreó con gusto y muy despacio a un ejemplar que tuvo nobleza y con calidad.

Tomás Sánchez anduvo afanoso y queriendo ante un toro pobre de casta y emoción que rozó la sosería. El torero valenciano realizó una faena larga en la que le buscó las cosquillas al de la Quinta pero la faena no conectó por la falta de emoción del toro. OVACIÓN.

Faena tesonera de Sánchez, de mucha voluntad ante un toro escaso de raza y transmisión.

Alberto Aguilar realizó la mejor faena de la tarde ante un toro de La Quinta que tuvo franqueza, calidad, dulzura y que embistió al ralentí. El madrileño se acopló perfecto a la embestida del astado, al que toreó gustándose. Embarcó muy bien la embestida, echando los vuelos de la muleta con suavidad y pulseando con temple. Se relajó sobre el pitón derecho. Lo mejor llegó en una tanda al natural donde los muletazos surgieron largos y profundos. Aguilar toreó con estética y buen corte como pocas veces se le ha visto. Mató de estocada algo desprendida, a lo que se agarró el presidente para no conceder la segunda oreja pedida con fuerza por el respetable. OREJA CON PETICIÓN DE  LA SEGUNDA.

El madrileño se gustó, toreó con temple y relajo en la versión más artista de Alberto Aguilar.

Toros de La Quinta. 1º parado, 2º sin humillar, 3º a menos, 4º con clase, 5º soso, 6º bueno. JOSÉ CALVO: Silencio y oreja; TOMÁS SÁNCHEZ: Silencio tras aviso y ovación; ALBERTO AGUILAR: Silencio y oreja. Entrada: Media plaza.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando
Cargando