www.aplausos.es

FERIA DE PASCUA

 (Foto: I.Dupin)
(Foto: I.Dupin)

Javier Castaño, única trofeo de la miurada en Arles

Vuelta tras fuerte petición para Robleño en el que abrió plaza

miércoles 11 de abril de 2012, 16:55h
 (Foto: I.Dupin)
(Foto: I.Dupin)

Javier Castaño ha paseado la única oreja de la tarde en la tradicional miurada que ha tenido lugar en la Feria de Pascua de Arles. El salmantino paseó el trofeo de un toro algo flojo pero que sacó nobleza en sus embestidas. Castaño, que saludó bien al animal a la verónica, puso al toro tres veces en liza en la suerte de varas, haciendo la suerte el picador en el tercero de esos encuentros con el regatón, viniéndose la res de punta a punta de la plaza y sonando, quizá excesivamente, la música para inmortalizar el momento. Con la muleta dejó varios derechazos a cámara lenta pero al de Miura le faltó transmisión. Mató de tres cuartos de estocada algo tendida y paseó un trofeo.

El quinto no ofreció opciones a su matador. Tomó dos puyazos y acortó una barbaridad el viaje en el último tercio, impidiendo que el salmantino pudiera realizar faena. Abrevió y mató de entera tendida y descabello.

El presidente negó antes, incomprensiblemente, la primera oreja de la tarde a Fernando Robleño tras lidiar con suficiencia al primero de los de Miura, un toro muy alto que acudió por tres veces al caballo, las dos últimas arrancándose de largo. Se desplazó bien el de Zahariche, que fue muy manejable en el último tercio, dejando estar a su matador, que brindó la faena al público y anduvo sereno y tranquilo ante la res, dejando muletazos de buen trazo por el pitón derecho, ya que por el izquierdo se quedaba el toro más corto. Mató de estocada, afloraron los pañuelos pero, sin motivo justificado, el usía hizo caso omiso a la petición de trofeo.

Con el cuarto, que salió pendiente de todo y como buscando gente en el callejón, toreó bien a la verónica y puso al toro en suerte en el primer tercio en tres ocasiones. Cobró lo suyo en el caballo en el segundo puyazo. Luego, el de Miura calamocheó en la muleta y perdió las manos por su flojedad, imposibilitando el lucimiento de su matador, que realizó una faena de enfermero ante un ejemplar que además tuvo nula transmisión. Por su parte, Savalli fue silenciado tras lidiar al tercero, al que saludó con dos largas afaroladas seguidas de buenas verónicas y media. Llevó al miureño al caballo por chicuelinas, empujando la res en dos puyazos fuertes. Tras un buen tercio de banderillas protagonizado por el matador -con un segundo par de mucha exposición- tuvo que abreviar dado el corto recorrido del animal en el último tercio. Mató de media y golpe de descabello.

Saludó bien de capa al sexto, que tomó dos primeros puyazos con mal estilo y otros dos saliendo suelto. Banderilleó con soltura el torero, primero al cuarteo, luego al violín y cerrando al quiebro. Brindó a Ruiz Miguel la faena ante un toro que se movió y tuvo cualidades pero con el que nunca llegó a haber acoplamiento. Mató mal.

Arles (Francia), 8 de abril de 2012. Toros de Miura, bien presentados. Manejables los dos primeros, de corto recorrido tercero y quinto. Deslucido y flojo el cuarto. Con opciones el sexto. FERNANDO ROBLEÑO: Vuelta al ruedo tras fuerte petición de oreja y silencio; JAVIER CASTAÑO: Oreja y silencio; MEDHI SAVALLI: Silencio en ambos. Entrada: Más de dos tercios. Saludó tras parear al quinto David Adalid. Al concluir el festejo, Javier Castaño fue declarado triunfador del festejo con el trofeo César Girón que concede el Comité de la Feria.