www.aplausos.es

Las verdades del Barquero

Sevilla, la resaca

Los toros del Domingo de Pascua en Sevilla fueron de tres hierros pero solo dos dueños. El que abrió desfile, de Toros de Parladé, se llamaba Inductor. Un toro de Juan Pedro Domecq. Tres de Garcigrande: Habanero, Dardo y Guasón; y dos de Domingo Hernández, Tramposo y Arenoso. Los cinco, por tanto, de la familia Hernández Escolar. Ejerce de ganadero Justo Hernández. Rareza supina: que un ganadero de Salamanca inaugurara el abono de Sevilla. Morante, El Juli y Manzanares. Fue hace un mes. Pero la corrida ha traído cola. Marcada en el calendario.

El toro que hirió de gravedad al banderillero Luis García fue precisamente el llamado Tramposo, pero fue también el de la reconsagración en Sevilla de El Juli en una tarde de tal emoción que se estuvo hablando de él, de Julián, hasta el día 21 en que se cerró el abono. Con una de Miura en la que estaba anunciado.

Lea el artículo completo en su Revista APLAUSOS