www.aplausos.es
Vargas Llosa, sobre Ponce:

Vargas Llosa, sobre Ponce: "No sólo se le admira por lo que hace, se le quiere por lo que es"

El Nobel de Literatura presenta el libro del diestro valenciano en el Club Siglo XXI en Madrid

El torero estuvo arropado por importantes personalidades de la cultura, la política y el mundo del toro, además de familiares y amigos en un acto al que asistieron más de 300 personas.

El premio Nobel Mario Vargas Llosa fue el encargado anoche de presentar el libro "Enrique Ponce, un torero para la historia" en el Club Siglo XXI de Madrid. El acto también contó con la  participación del autor del libro, Andrés Amorós, Eduardo Zaplana, Paloma Segrelles y el propio torero, Enrique Ponce, entre otras muchas personalidades del mundo de la cultura, la política y la tauromaquia, que abarrotaron el salón de actos del hotel NH Eurobuilding de Madrid.

El prestigioso escritor y premio Nobel fue el primero en intervenir y realizó un acertado repaso a las virtudes toreras y humanas de Enrique Ponce, invitando a todos los presentes a descubrirlas mediante la lectura de la biografía del torero escrita por Andrés Amorós. En este recorrido, Vargas Llosa destacó: “En Enrique Ponce se reúnen una combinación de talento natural, esfuerzo y disciplina que le permiten llegar a dominar ese arte difícil, esa destreza llena de misterio que es la Tauromaquia”. Para el premio Nobel la trayectoria de Enrique no ha sido una rutina, sino que cada corrida ha sido “un acto de creación, acto en el que interviene el conocimiento y la inspiración”.

Además de alabar las virtudes de diestro de Chiva, Vargas Llosa dejó claro que Ponce nació siendo torero, de ahí su entrega total al toro: “La vocación fue precoz y el talento también. Esa autoexigencia le llevó a hacer grandes sacrificios desde muy joven, inverosímiles para quien era un niño”. Al hilo de esta afirmación señaló la entrega total a la Fiesta por parte del diestro, capaz de ser percibida en el libro: “Sale a la plaza con una dedicación, con un amor, con una constancia, que el libro describe de forma conmovedora”.

Por otra parte, Vargas Llosa se adentró en la faceta humana de Ponce, describiéndolo como “una persona extraordinariamente sencilla, generosa, sin las pequeñeces que muchas veces acompaña al genio”. Para seguir luego profundizando en su personalidad: “Tiene el culto de la amistad y es una persona que carece de envidias, que goza con el triunfo de sus compañeros y es transparente, de una sola palabra y una sola pieza”. Para terminar sentenciando: “No sólo se le admira por lo que hace, se le quiere por lo que es”.

Vargas Llosa también tuvo un recado para los que no son partidarios de la Fiesta: “Este es un libro que deberían leer quienes tienen sospecha u hostilidad hacia la Fiesta para que descubriesen que Ponce esta llenó de amor y cariño hacia al toro”.

Después de la intervención del premio Nobel tomó la palabra Andrés Amorós, que habló del proceso de creación del libro. El catedrático explicó que el propio torero se había implicado totalmente en él, participando en la narración de sus vivencias taurinas.

Cerró el acto la intervención de Enrique Ponce agradeciendo la presencia de los numerosos amigos que se dieron cita en esta presentación y refiriéndose a su trayectoria, marcada por un precepto: “Siempre he salido a la plaza a torear como si fuera el último día que tenía. Así sigo haciéndolo cada día. Todos los  números y estadísticas que se reflejan en mi libro son la consecuencia de una trayectoria tan larga y gracias a Dios con tantos éxitos”.

El torero tuvo palabras cariñosas para toda su familia y un agradecimiento especial para su esposa, Paloma Cuevas, de quien dijo: “Sin ella no habría conseguido nada”. También quiso tener un reconocimiento especial y emocionado hacia la figura de Vargas Llosa: “Quiero mostrar mi profundo agradecimiento a Mario Vargas Llosa por su participación en este acto y por su cariño y amistad, así como por su gran generosidad al escribir el prólogo de este libro”.

Del mundo del toro asistieron a la presentación Dámaso González, Miguel Báez ‘Litri’, Manuel Caballero, El Puno, Luis Álvarez, Victoriano del Río, Sánchez Arjona, Sancho Dávila y Pedro Trapote, entre otros. También estuvieron importantes personalidades del mundo de la cultura como Agustín Díaz Yanes, Juan Manuel de Prada, Gonzalo Santonja e Ignacio Ruiz Quintana, así como otros amigos del torero, entre ellos Luis Alfonso de Borbón y su esposa, Margarita de Vargas, Jaime de Marichalar, Juan Claudio Abelló, Ramón García, Carolina Herrera, Patricia Rato, Fiona Ferrer, el doctor Ángel Villamor, Nati Abascal, Juan Manuel Albendea, Arturo Beltrán y Norma Duval.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti