www.aplausos.es

Las verdades del Barquero

Una fiesta en Istres

En las tres corridas de la feria de Istres saltaron hasta veinte toros. Diez de hierros de líneas Domecq: siete de las dos ganaderías de José Miguel Arroyo Joselito, El Tajo y La Reina; uno de Luc y Marc Jalabert -procedencia Daniel Ruiz-, otro de Antonio Palla -procedencia Jandilla- y otro de Torrestrella. Siete de Victorino Martín, de variadas líneas dentro de su estirpe Saltillo-Albaserrada. Y, en fin, un lisardo de Puerto de San Lorenzo, uno de Miura y otro de La Quinta. La corrida de seis encastes del sábado 15 de junio le dio a la feria una nota distintiva.

De modo que el mano a mano Morante-Castella de la apertura o la corrida de Victorino de la clausura -con Castella en la boca del lobo- no eran alicientes únicos ni siquiera por separado. Una feria original, bien montada. Tres llenos. El Palio, plaza moderna pero torera, alberga algo menos de 3.000 asientos de pago.

Lea el artículo completo en su Revista APLAUSOS