www.aplausos.es

FERIA DE SAN BLAS Y LA CANDELARIA

 (Foto: Javier Arroyo)
(Foto: Javier Arroyo)

Ni una ovación en Valdemorillo

Una deslucida novillada de Prieto de la Cal da al traste con el primer festejo de abono

viernes 07 de febrero de 2014, 21:02h

Una deslucida novillada de Prieto de la Cal ha dado al traste con el primer festejo de feria en Valdemorillo. Lo mejor fue la buena entrada que registró el coso: dos tercios de plaza cubiertos. De entre los toreros, muy desacertados los tres a espadas, gustaron las formas del gaditano Daniel Crespo. La terna al completo resultó silenciada al término de sus actuaciones.

Así vivimos la narración on-line del festejo:

El sexto, único negro del encierro, se lesionó de salida. Salió el sobrero, del hierro titular y de pelo jabonero, que se rajó a las primeras de cambio en la muleta. Tampoco anduvo acertado con él el novillero en una labor sin relieve muy mal rematada a espadas.

Suavidad y temple natural exhibió Daniel Crespo ante el quinto, un ejemplar protestado en los primeros tercios por parecer derrengado pero que después aguantó durante la lidia. La res, manejable aunque sin entrega, no terminó de rebosarse en las telas y tendía a meterse por dentro. Gustaron el clasicismo y las buenas formas del gaditano, que emborronó su quehacer a espadas.

Con un farol de rodillas saludó César Valencia al cuarto, que tuvo más movilidad, raza y chispa que sus hermanos. Se empleó y humilló más en la primera mitad de la faena el animal, pero poco a poco fue orientándose. Empezó a embestir por dentro, sin terminar de rebosarse, y acabó desarrollando sentido y poniendo en apuros al venezolano, que volvió a marrar con los aceros.

José Antonio Carreiro pechó por delante con otro novillo de nulas opciones. El de Prieto de la Cal, muy deslucido y descastado como sus hermanos anteriores, sacó además algunas complicaciones, que se agravaron con el escaso rodaje mostrado por el novillero de Navagalamella, que tampoco manejó con acierto los aceros. Fue arrollado en una de las entradas a matar sin mayores consecuencias.

El segundo, de pelo jabonero como el primero, fue un novillo muy deslucido: sin celo, soso, distraído y sin humillar, brillar con él fue pura quimera. Daniel Crespo, poco acertado con la espada, únicamente pudo destacar en un ajustado quite por gaoneras. 

Abrió plaza un novillo noble pero desrazado de Prieto de la Cal. El utrero, justo de fuerza y recorrido, se aplomó a las primeras de cambio y no dio opciones de lucimiento a su lidiador, César Valencia. El venezolano banderilleó y anduvo correcto en el último tercio, mostrándose por encima del animal pero fallando en la suerte suprema. En su turno de quites brilló por delantales rematados con revolera Daniel Crespo.

Valdemorillo, viernes 7 de febrero de 2014. Primera de la Feria de San Blas y la Candelaria. Novillos de Prieto de la Cal, el 6º como sobrero tras devolverse el titular por descoordinado. Desiguales de presentación y de muy poco juego. Muy deslucidos los tres primeros y el sexto; más encastado el cuarto, que terminó orientado, y manejable sin entrega el quinto. CÉSAR VALENCIA: Silencio tras aviso en ambos; DANIEL CRESPO: Silencio tras aviso y silencio tras aviso; y JOSÉ ANTONIO CARREIRO: Silencio tras aviso y silencio. Entrada: Dos tercios. El Trofeo Memorial Duque de Veragua puesto en liza fue declarado desierto.