www.aplausos.es

FERIA DE FALLAS

 (Foto: Rullot)
(Foto: Rullot)

La terna, de vacío en Valencia

Rafaelillo da la única vuelta al ruedo tras lidiar al primero, el toro de más emoción del encierro de Adolfo

martes 11 de marzo de 2014, 15:43h

Los aceros dejan sin premio a un templado Javier Castaño.

FOTOS DE RULLOT DEL FESTEJO

VÍDEO RESUMEN DEL FESTEJO

Rafaelillo dio una vuelta al ruedo tras lidiar el toro que abrió plaza. El de Adolfo tuvo emoción y su principal virtud fue su humillación. Conforme fue avanzando la faena fue recortando el viaje pero eso no fue óbice para que el murciano, muy firme y dispuesto en todo momento, hiciera el esfuerzo. Bajó siempre la mano y se libró en varias ocasiones de milagro de la cornada. Un final lidiador precedió a una estocada volcándose refrendada de un golpe de descabello. Se le pidió la oreja.

El cuarto fue un toro exigente, de muy corto viaje y que radiografió con su mirada al torero en varias ocasiones. Duró muy poco e imposibilitó que el murciano pudiera hacer el toreo. Labor esforzada y de enorme mérito de Rafaelillo, que anduvo de nuevo muy valiente.

El segundo fue un toro de escasa viveza y transmisión y mucha sosería. Fernando Robleño anduvo solvente y con oficio, pero le faltó enemigo. Mató de pinchazo y estocada y fue silenciado. El aplomado quinto bis no le dio opción y lo mejor fue la estocada con la que lo tumbó.

Javier Castaño mostró su faceta más templada ante el tercero. Trató de alargar y acariciar las embestidas con suavidad en una labor fundamentada sobre la mano diestra. Aguantó varios parones con valor ante un toro que también sacó temple y buena conducta. Emborronó su quehacer con los aceros, siendo finalmente silenciado.

El sexto, protestado por flojo, prendió a David Adalid en el tercio de banderillas, en el que el tercero Fernando Sánchez clavó el par de la tarde. Al noble toro le faltó empuje pero embistió con suavidad y humillación y, de nuevo, Castaño exhibió temple y relajo. Mató de estocada muy defectuosa.

Valencia, 9 de marzo de 2014. Segunda de la Feria de Fallas. Toros de Adolfo Martín, el 5º jugado como sobrero tras ser devuelto el titular por flojo. Bien presentados y de poco juego en conjunto. Destacaron 1º, 3º y 6º. Rafaelillo, vuelta al ruedo tras petición y silencio; Fernando Robleño, silencio y ovación con saludos; y Javier Castaño, silencio tras aviso y silencio. Entrada: Menos de media. Saludaron, con protestas, David Adalid y Fernando Sánchez tras parear al tercero; e hicieron lo propio tras banderillear al sexto. Ángel Otero se desmonteró tras parear al segundo.