www.aplausos.es

AZPEITIA.- FERIA DE SAN IGNACIO

 (Foto: Javier Arroyo)
(Foto: Javier Arroyo)

Castaño y Paulita, a oreja por coleta con encastados cuadris

El hierro onubense lidió hasta cuatro ejemplares con posibilidades de triunfo

viernes 01 de agosto de 2014, 18:38h
Sergio Serrano, silenciado tras dos actuaciones dignas y serenas con el lote de menos opciones.

VÍDEO RESUMEN DEL FESTEJO

FOTOS DE JAVIER ARROYO DEL FESTEJO

Fotos: JAVIER ARROYO

Javier Castaño y Paulita han cortado una oreja cada uno en la segunda corrida de feria en Azpeitia, donde se ha jugado una buena corrida de Cuadri que contó con hasta cuatro ejemplares encastados y con posibilidades de triunfo. Ante ellos, destacó la capacidad de Castaño, la torería y personalidad de Paulita y la dignidad de Sergio Serrano, que anduvo sereno con el lote de menos opciones.

Castaño paseó una oreja del cuarto, un toro encastado y que repitió sus embestidas con intensidad. El salmantino anduvo bien ante el entipado ejemplar de Cuadri en una faena con emoción, en la que sobre todo por el pitón derecho cuando enganchó y bajó la mano al animal, éste repitió y llegó con fuerza a los tendidos. Gustó también el tramo final de la faena en los terrenos de cercanías y exprimiendo al astado, que dobló de una estocada casi entera.

El primero fue un toro serio pero deslucido, que blandeó en los primeros tercios y llegó a la muleta parado y agarrado al piso. Castaño se fajó con él en una faena porfiona en el centro del ruedo, cumpliendo. No anduvo afortunado a espadas y fue silenciado tras sonar un aviso.

Paulita paseó un trofeo del quinto, un animal con las hechuras propias de la casa: hondo, badanudo y cuajado; y ovacionado por encastado. El aragonés, muy torero con el capote, sobre todo en un quite por chicuelinas, realizó una faena con corazón y convencimiento, enfibrándose sobre ambas manos en una labor valiente, en la que nunca renunció y concluyó de estocada casi entera tendida.
 
El segundo fue un buen toro. Más armado que el primero, tuvo buena condición y nobleza, siendo ovacionado en el arrastre. Paulita ejecutó ante él una faena que rezumó clasicismo, armonía, temple y buena expresión. Labor con sello y personalidad la del aragonés, tanto con capote como con muleta. Tras los buenos lances capoteros, bien colocado siempre, hubo reunión sobre la diestra y despaciosidad al natural. Concluyó con manoletinas y falló a espadas, perdiendo un premio que tenía asegurado.
 
Exigente y con movilidad, el tercero se dejó pero sin terminar de entregarse. Sergio Serrano hizo un esfuerzo ante el toro en una faena de menos a más, presidida por el sosiego, la técnica y su buena apostura. Mató de pinchazo y media estocada y fue silenciado.

Con el aplomado sexto, venido a menos, cumplió con serenidad Serrano en una labor sin muchas opciones.

Azpeitia (Guipúzcoa), 1 de agosto de 2014. Segunda de la Feria de San Ignacio. Toros de Hijos de Celestino Cuadri, bien presentados, hondos, cuajados y abiertos de tipos. Salvo 1º y 6º, los otros cuatro dieron buen juego con distintos matices. 4º y 5º, encastados y buenos; el 2º fue el de más clase y nobleza; y el 3º, exigente. Javier Castaño, silencio tras aviso y oreja tras aviso; Paulita, ovación con saludos tras aviso y oreja; y Sergio Serrano, silencio en ambos. Entrada: Tres cuartos. Saludaron tras banderillear al cuarto David Adalid y Fernando Sánchez.