www.aplausos.es

Las verdades del Barquero

Zaragoza; viento en popa

Para animar a la parroquia no basta con que esté cubierta una plaza. Si llueve, no me mojo, piensa el parroquiano. Mientras dure la corrida. Pero puede que antes y puede que después. Si sopla el feroz cierzo de una tarde cualquiera de octubre en Zaragoza, pues como si no soplara, dicen los toreros. De los casi doscientos matadores de alternativa que pueblan el escalafón de 2014, solo tres de ellos estaban en activo cuando el proyecto de cubrir la plaza era una cara quimera: Frascuelo, Juan Mora y El Soro.

Dos corridas ha sumado Frascuelo este año, y una faena cuentan que memorable en Ceret a un toro Buendía del hierro de Felipe Bartolomé. Otras dos Juan Mora, y la última de ellas, hace tres semanas en la cubierta de Las Rozas (Madrid), ha dado la vuelta al cibermundo en fotos de Javier Arroyo que son retrato fiel de una manera antigua de torear. Y una El Soro, en Xátiva a mediados de agosto, en una reaparición que pareció y fue como un milagro.

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 1934