www.aplausos.es

NIMES - FERIA DE PENTECOSTÉS

 (Foto: Daniel Chicot)
(Foto: Daniel Chicot)

El Juli, raza y poder contra los elementos en el Coliseo

El madrileño corta dos orejas y sale a hombros por la puerta de cuadrillas, imponiéndose al viento y a sus toros de Garcigrande

viernes 22 de mayo de 2015, 17:49h
Un trofeo paseó Morante del tercero en un mano a mano a plaza llena y perdió al menos otro con los aceros tras una bella faena al quinto.

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE DANIEL CHICOT

VIDEO RESUMEN DEL MANO A MANO

Fotos: DANIEL CHICOT

Abrió plaza un toro de Garcigrande bien hecho que empujó sin emplearse en el caballo. El viento fue el protagonista en la faena de Morante, que muy molestado por Eolo, tiró por la calle de en medio. Abrevió el sevillano, pitado por el respetable.

Los pitos de su primero se convirtieron rápidamente en ovaciones cuando Morante enjaretó un buen ramillete de verónicas en el quite a su segundo. Sensacional el toreo de capa del sevillano. La faena, abierta con ayudados por alto, tuvo personalidad y temple. Labor de rica expresión y serenidad. Todo lo que hizo el sevillano tuvo despaciosidad y parsimonia. Pasajes muy artísticos sobre ambas manos del torero de La Puebla. Mató de estocada entera y paseó una oreja.

El variado saludo al quinto, con verónicas, chicuelinas, una serpentina y revolera como remate hizo presagiar otra buena faena de Morante de la Puebla. En quites rivalizaron sevillano y madrileño, y también el sobresaliente Jeremy Banti. El inicio apoyado en tablas dio paso a una labor ligada, asentada y templada sobre la mano derecha. De cuatro y el de pecho las series. Encajado el torero. Muy metido en la faena. No tuvo el mismo recorrido el toro por el pitón izquierdo y por ahí los naturales surgieron de uno en uno. De bella factura los muletazos. La labor del sevillano se vivió con silencio religioso. Muy torero en las salidas del toro y en los remates y adornos finales. Personalidad. Mató de pinchazo, media estocada y descabello. No paseó ningún trofeo pero el público, puesto en pie, le obligó a saludar una ovación desde los medios.

EL JULI, CONTRA LOS ELEMENTOS

El Juli sorteó por delante un toro noble y manejable al que saludó bien a la verónica y quitó por chicuelinas. Labor diseñada en los medios de la plaza, de mucho mérito y en la que terminó imponiéndose a su oponente y a los elementos. Hizo un esfuerzo el madrileño, finalizando su labor con luquecinas y media estocada trasera. Oreja.

En su segundo turno tuvo que bregar El Juli contra el viento y también contra un toro deslucido y sin entrega de Domingo Hernández. Dispuesto el madrileño, trató de meter en el canasto al toro pero su labor nunca terminó de romper. Faena de más tesón que brillantez.

No llegó a brillar frente al sexto con el capote El Juli. Fue este un toro desclasado, no fácil, con el que puso en escena una faena poderosa, especialmente sobre el pitón diestro. La raza y el coraje del madrileño llegaron a los tendidos con fuerza, imponiéndose a los problemas que planteó el de Garcigrande, que acabó rendido a su muleta. Un pinchazo precedió a la estocada trasera y con ello se esfumó la posibilidad de cortar el segundo trofeo y abrir la Puerta de los Cónsules.


Nimes (Francia)
, viernes 22 de mayo de 2015. Toros de Garcigrande y Domingo Hernández (4º), de correcta presentación y juego desigual. Destacó el 5º. Morante de la Puebla, pitos, oreja tras aviso y ovación con saludos tras aviso recogida en los medios; El Juli, oreja tras aviso, silencio tras aviso y oreja tras aviso con petición de la segunda. Entrada: Lleno. Sobresaliente: Jeremy Banti. El festejo comenzó con quince minutos de retraso. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo del maestro José María Manzanares y de Claude Comte, responsable de los acomodadores de la plaza. El público obligó a saludar a ambos matadores tras romperse el paseíllo.