www.aplausos.es

La revolera

No es lo mismo...

Si a Morante le place el ruedo más húmedo, ahí estuvieron Juli y Talavante que, como buenos compañeros, le dieron el gusto y dijeron con capote, muleta y espada: “¡Agua va!”. Y el sevillano salió poco menos que nadando y sus colegas a hombros.

No es lo mismo regar que dar el baño. Morante regó la plaza de toros de Alicante, pero el baño se lo dieron a él El Juli y Talavante. No vayamos a hacer ahora una montaña de lo que sólo fue un gesto de solidaridad del torero de La Puebla hacia el personal de servicio de la plaza alicantina. Fue el homenaje de un torero a unos hombres que, como los ginecólogos, trabajan donde los demás se divierten. Y eso es de agradecer.

Cada cual tiene sus pequeñas manías profesionales y si a Morante le mola fumarse un gran veguero entre barreras, sus cincuenta euros le cuesta y sarna con gusto no pica. Dichoso él, que puede. Y si al genio le place el ruedo más húmedo, ahí estuvieron el de San Blas y el extremeño, que, como buenos compañeros, le dieron el gusto y dijeron con capote, muleta y espada: “¡Agua va!”. Y el sevillano salió de la plaza de “la terreta” poco menos que nadando y sus colegas a hombros. Además, más vale un remojón a gusto que un constipado de primavera. Primero fueron las gafas, ahora el riego. ¿Qué nos reservará Morante para el año próximo? Cuando un genio anda suelto cualquier cosa es posible…

A la espera de que se resuelva la incógnita, hoy también Ponce y Manzanares han seguido con la regadera en el ruedo que tan a modo dejaron ayer los bigotes hídricos (creación idiomática de mi querido Matías Prats) de la manguera del poblano.