www.aplausos.es

FERIA DE COLOMBINAS

Huelva, siete orejas y toreros y mayoral a hombros

Juli, Perera y Talavante dan una gran tarde con el encierro de Santiago Domecq

domingo 02 de agosto de 2015, 21:30h

Fotos: GONZÁLEZ ARJONA

El Juli recibió al primero con buenas verónicas, quitando después por cordobinas mezcladas con chicuelinas. Julián ejecutó una faena poderosa, dominadora y de mano baja, exprimiendo a un gran toro en una labor que quizá fue algo larga pero que contó con tandas de hasta cinco o seis muletazos arrastrando de verdad el engaño. Mató de un espadazo fulminante y paseó las dos orejas.

El cuarto, de Ana María Bohórquez, fue devuelto y sustituido por un sobrero de la ganadería titular que resultó mansito, justo de raza pero muy noble. El Juli destacó sobre todo por la manera de fijar al animal, de mantenerlo y de templarlo en la muleta a pesar de la tendencia a querer irse. Marró con la espada y todo quedó en saludos tras aviso.

El segundo, más feo de hechuras, tuvo menos clase. Perera lo recibió con verónicas de rodillas antes de quitar por saltilleras. Muy valiente en ambos pasajes. Toreó después con la muleta sobre ambas manos, costándole trabajo al animal seguir la muleta. Él anduvo valiente y firme, emocionando más al público cuando se dejó llegar los pitones con circulares y el consiguiente arrimón. Mató de estocada muy trasera pero suficiente. Paseó un trofeo y se le pidió un segundo.

Perera paseó las dos orejas del quinto, otro toro muy noble aunque un punto soso y carente de emoción. Lo más destacado de la labor del extremeño fue el inicio de rodillas con templados derechazos. Ya de pie, ejecutó una faena limpia, pulcra y templadísima a un toro muy justo de fuerza. Mató de un estoconazo y el usía compensó la negativa del segundo trofeo en su primer ejemplar.

Talavante anduvo correcto con el soso tercero, al que toreó con enorme temple en un par de tandas sobre la mano zurda. El resto de su quehacer fue más difuso, pero aun así fue premiado con un apéndice tras dejar una estocada muy tendida.

El sexto fue devuelto por inválido a los corrales, saliendo en su lugar otro sobrero de Santiago Domecq. Fue éste un animal noble aunque justo de raza y rajado al final. Talavante estuvo bien, sobre todo en el toreo al natural, airoso, sereno, elegante y de amplios vuelos. Remató con manoletinas y estocada algo desprendida y atravesada. Paseó una oreja y fue sacado a hombros junto a sus dos compañeros y el mayoral.

Huelva, 2 de agosto de 2015. Toros de Santiago Domecq (4º y 6º bis, jugados ambos como sobreros tras devolverse los titulares por flojos), bien presentados y nobles. Destacó el gran 1º. El Juli, dos orejas y saludos tras aviso; Miguel Ángel Perera, oreja con petición de la segunda y dos orejas; y Alejandro Talavante, oreja y oreja. Entrada: Algo menos de tres cuartos.