www.aplausos.es

FERIA DE LA MADELAINE

Dos toros bravos de Cebada y la torería de Curro Díaz, lo mejor en Mont de Marsan
(Foto: Isabelle Dupin)

Dos toros bravos de Cebada y la torería de Curro Díaz, lo mejor en Mont de Marsan

El de Linares saludó la única ovación en un festejo marcado por el interés de los astados de la divisa gaditana

Rafaelillo hizo un sincero esfuerzo con el que abrió plaza, un toro complicado y muy fuera de tipo. Dando cabezazos, defendiéndose, apenas hubo faena por parte del torero murciano con un astado que iba al bulto, imposible ligar. Lo macheteó y pasaportó con celeridad. Precioso el cuarto de la función. Rafaelillo dejó dos largas con el capote. Vibrante el tercio de varas con Juan José Esquivel, que saludó una ovación. Principió su faena el matador de rodillas toreando por alto. El toro tuvo prontitud y movilidad, viniéndose arriba en el último tercio, en el que el diestro de Murcia lo pasaportó sobre ambas manos pero sin ajuste. Mató de una estocada demasiado delantera y fue silenciado.

Muy en cebada el castaño segundo, astifino y castaño de capa, que derribó con estrépito la cabalgadura de Curro Sánchez, quedando debajo del equino y pasando a la enfermería. En el tercer derechazo de Curro Díaz, el toro se paró. Muy bien el de Linares, con una autoridad aplastante. Faena corta, muy bien administrada ante un toro muy tardo. Mató de estocada caída sin puntilla y fue ovacionado. Abanto de salida el quinto, que recibió tres puyazos en cuatro entradas al caballo, ninguna de ellas en bravo. La clase y la elegancia del inicio de faena de Curro Díaz fue el mejor momento de una labor que fue de más a menos. La primera serie sobre el pitón derecho fue lo más lucido con un toro de desclasada embestida y que se revolvía al final de cada muletazo. Mató de media estocada y descabello y fue silenciado.

El tercero, de cinco años y siete meses, fue un gran toro, noble de larga embestida por los dos pitones. Pérez Mota lo toreó bien de capa y con la pañosa derrochó voluntad pero sin llegar a cuajar al ejemplar de Cebada, que se adueñó de la situación. Mató de estocada atravesada y descabello y el público pidió la vuelta al ruedo para el burel, que no fue concedida, arrastrándose en medio de una gran ovación. Cerró la tarde un toro alto, de fuertes hechuras. No pudo brillar Pérez Mota con la capa. Dejó tres violentos encuentros con el caballo, que montó con pericia un Francisco Vallejo ovacionado. El de Cebada resultó pegajoso y violento durante la lidia. Fue un toro incierto que aguantó tres series aceptables en los medios pero orientándose a partir de la cuarta. El gaditano capeó el temporal y se lo quitó de encima de una estocada desprendida.

Mont de Marsan (Francia) Sábado, 23 de Julio de 2016. Quinta de feria. Toros de Cebada Gago, bien presentados, de variado juego, complicados 1º, 2º y 5º, excelente el tercero, con movilidad el cuarto, a menos el sexto. Rafaelillo, silencio y silencio; Curro Díaz, ovación con saludos y silencio; Pérez Mota, silencio y silencio. Entrada: Casi lleno. Todos los alcaldes de la comarca se manifestaron en el ruedo, antes del paseíllo, contra los movimientos antitaurinos. Saludó Raúl Caricol tras parear al tercero

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti