www.aplausos.es

FRANCIA

Galdós sorprende en Dax

El peruano corta dos orejas, que pudieron ser tres si el presidente hubiera atendido a la petición del público

viernes 12 de agosto de 2016, 18:24h

Fotos: ANDRÉ VIARD

Joaquín Galdós fue el gran protagonista de la tarde en la primera corrida de la Feria de Dax. El torero peruano causó sensación en una tarde de buen toreo y gran dimensión, sobre todo con el último de la tarde, el mejor toro de un deslucido encierro de Núñez del Cuvillo. Una oreja paseó Curro Díaz en una faena inteligente y torera al primer toro de la tarde.

Gustaron las maneras de Joaquín Galdós en su debut como matador en Dax. El peruano puso todo lo que le faltó al toro, es decir, alegría. Lo recibió con buenas verónicas a un toro distraído. Con la muleta cuajó buenas tandas por ambos pitones y un final de faena muy torero doblándose con garbo. Estocada y oreja. El mejor toro del encierro de Núñez del Cuvillo fue el que cerró plaza, un animal con mucha clase, con movilidad y nobleza. Joaquín Galdós estuvo a la altura de su oponente. Brindó a sus compañeros de cartel. Después toreó con temple por ambos pitones. Hubo gusto y torería en los remates. Arrastraba la muleta el peruano y el de Cuvillo respondió a la exigencia. Se le pidieron las dos orejas con fuerza, pero el presidente sólo concedió una.

Una oreja paseó Curro Díaz del toro que abrió la feria, un astado de Núñez del Cuvillo que manseó en los primeros tercios y que en la muleta fue noble y soso. El de Linares acertó en construir una faena inteligente, con la muleta a media altura ante la falta de fuerzas del animal. Destacaron dos tandas sobre el pitón derecho y otra con mucho sabor al natural. El cuarto fue un toro falto de transmisión e interés. Lo intentó Curro Díaz por el pitón derecho, y, a la vista de las nulas opciones que ofrecía, se fue a por la espada. Estocada y silencio.

José María Manzanares saludó una ovación en el quinto de la tarde. Galdós aprovechó su turno de quites para interpretar buenas chicuelinas, cuando Manzanares quiso darle réplica, el toro se echó imposibilitando el lucimiento del alicantino. Con la muleta la faena fue de menos a más, con un final de trasteo con más enjundia. El tuvo tuvo alegría y Manzanares dejó pasajes buenos en su faena. Falló con la espada y todo quedó en una ovación. El segundo de la tarde salió de chiqueros con una pequeña cojera, a pesar de las leves protestas, el presidente lo mantuvo en la plaza y el toro mejoró, a pesar de ello, adoleció de fuerza y casta. Manzanares lo toreó con buen porte por ambos pitones, sin exigir. Lo mejor, varias tandas por el pitón derecho. Escuchó palmas.

Dax, viernes 12 de agosto de 2016. Toros de Núñez del Cuvillo, correctamente presentada. Noble aunque faltos de fuerzas en líneas generales. Destacó el sexto, con mucha calidad. Curro Díaz, oreja y silencio; José María Manzanares, palmas y ovación; Joaquín Galdós, oreja y oreja con fuerte petición de la segunda. Entrada: Lleno. Saludó en banderillas en el cuarto Óscar Castellanos.