Ir a versión MÓVIL

www.aplausos.es

Feria de Begoña

Faenón de El Juli, gallarda réplica de Perera en Gijón

Ambos diestros salen a hombros y Cayetano pincha una notable faena al tercero

sábado 13 de agosto de 2016, 18:04h

Fotos: JAVIER ARROYO

Abrió plaza "Madrileño", de Domingo Hernández, con el que El Juli se gustó en un largo saludo a la verónica. Tras un leve refilonazo en varas se lo ciñó por gaoneras y después de los doblones iniciales, el toro comenzó a escarbar y distraerse. El Juli a base de acortar distancias logró hacerle repetir y extraer alguna serie con despaciosidad. El toro terminó rajándose, siendo pitado en el arrastre y escuchando palmas el matador tras dos pinchazos y estocada trasera. Apenas dejó picar El Juli al cuarto de la función, al que le cuajó un quite brillante por zapopinas. Tras unos muletazos rodilla en tierra para abrirlo a los medios, comenzó la sinfonía julista. Muleta siempre puesta y dispuesta para cuajar series largas, templadas, encontrando siempre la distancia que pedía el toro. Adornos como la sucesión de molinetes con la izquierda, un péndulo en medio de la faena, o las cinco dosantinas ligadas como epílogo. Estocada entera desprendida y atravesada para cortar dos orejas pedidas por un público enfervorizado. Alboroto julista en Gijón. Se ovacionó con fuerza al Garcigrande, bravo, en el arrastre.

Perera fijó poco a poco la abanta embestida del segundo con lances a pies juntos y chicuelinas. Lo midieron en el caballo y quitó por tafalleras. Tras brindar al público, empezó por ayudados y siguió en series largas en redondo. Lástima que el toro, noble y enclasado acusara justeza de fuerzas. Tuvo importancia una serie sobre la zurda. Terminó con toreo de cercanías y un espadazo caído, tras el que fue concedido la oreja. Al quinto lo toreó hasta los medios con el percal Perera, aprovechando su humilladora embestida. Se picó al relance en el caballo de puerta. Quite por chicuelinas. Lidiado con mimo por Curro Javier, Perera repitió brindis al público y lo pasó por los dos pitones con firmeza de planta y trazando largos pases con el compás muy abierto. Un final a la manera de Ojeda primero y por luquecinas después antes de dejar arriba una estocada hasta la gamuza ligeramente trasera. Dos orejas para unirse al Juli en la salida en hombros. Ovacionado el noble toro de Domingo Hernández, que no tuvo tanta clase como alguno de sus hermanos.

Hizo tercero "Rasguño", con el hierro de Garcigrande. Le bajó las manos Cayetano toreando a la verónica y sobresalió la media de remate. Peleó bien en el caballo y permitió el lucimiento de Cayetano nuevamente a la verónica. Fue muy aplaudido al comenzar con redondos de rodillas. Siguió por ese pitón, ya en pie, con ligazón. Al natural también brilló. Estuvo pinturero en los muletazos finales flexionando la pierna de salida. Pinchó antes de amarrar media estocada desprendida que terminó con el noble astado. Petición sin mayoría, palmas en el arrastre para el burel y ovación para el torero. No halló acople de salida con el sexto, que derribó al picador de tanda al acometer al relance. Comenzó su faena sentado en el estribo y el toro, el más deslucido del encierro, no permitió el lucimiento. Cayetano estuvo voluntarioso pero no hubo conexión con el tendido. Pinchazo, estocada trasera y dos intentos de descabello antes de que el toro se echase.

Gijón, sábado 13 de Agosto de 2016. Toros de Garcigrande (3º y 4º) y Domingo Hernández, bien presentados y con cuatro toros de notable juego. Destacaron el noble 3º, el bravo 4º y el buen 5º. El Juli, palmas y dos orejas; Miguel Ángel Perera, oreja y dos orejas; Cayetano, ovación con saludos tras petición y palmas de despedida tras aviso. Entrada: Dos tercios de plaza.