www.aplausos.es

SEMANA GRANDE

Puerta grande y faenón de El Juli en San Sebastián

El de Vellila se impone en el duelo con José Tomas, que raya a gran nivel perdiendo las orejas de su primero y cortando un apéndice de su segundo

domingo 14 de agosto de 2016, 18:07h
El rey emérito Don Juan Carlos I, su hija Doña Elena de Borbón, y sus nietos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica presenciaron el festejo desde un palco del callejón.

FOTOS DE ANDRÉ VIARD DEL FESTEJO

VÍDEO RESUMEN DEL FESTEJO

LA OPINIÓN DE PACO MORA: "La regadera"

Fotos: ANDRÉ VIARD

Comenzó la tarde con un toro para rejones de Fermín Bohórquez que tuvo más fijeza que empuje. Se aplomó pronto el burel y Hermoso de Mendoza apostó por una labor de milimétrico ajuste y precisión sobre Berlín primero y Beluga después. Técnica y despliegue de conocimientos del navarro. Faltó toro en una labor talentosa. Falló con el rejón de muerte y fue silenciado. Puso fibra y ligazón frente al cuarto que fue un toro manejable de Bohórquez. El navarro apretó con Disparate y caló en el público sobre el tordo Donatelli, logrando instantes de intenso toreo en quiebros y piruetas en la misma cara del toro. Gran par sobre Pirata en el tramo final. Mató de un certero rejonazo en lo alto. Se pidió la oreja con fuerza pero no apreció el presidente que hubiese mayoría.

A más el segundo toro, primero del lote de José Tomás. Ejemplar de Domingo Hernández que tuvo calidad y embistió a modo tras un exquisito trato del de Galapagar que lo toreó siempre con las muñecas y los vuelos. Brindó al público y compuso en los medios una faena de abundante temple, enjundia y reunión. Extraordinario su toreo al natural, ralentizando la embestida del animal. Soberbio el trazo de sus muletazos y la autoridad de la última parte de su labor, metido entre los pitones y apretándose con su oponente. Abrochó con impávidos ayudados por alto de severa verticalidad. Dos pinchazos, estocada y tres descabellos. Se esfumó el premio de la oreja.

JOSÉ TOMÁS, A GRAN NIVEL

Se lució José Tomás con el capote frente al quinto, ganando terreno en lances a pies juntos, rematados en el platillo de Illumbe. A compás cada lance. Volvió a rendir el coso en un quite por gaoneras de gran ceñimiento, respondidas por El Juli con un quite marca de la casa: lopecinas. Un clamor. Arrancó faena José Tomás en los medios por estatuarios y continuó toreando en redondo sobre la mano diestra. El toro se movió aunque no siempre tuvo uniformidad en la embestida. El de Galapagar en los medios lo toreó con asiento y parsimonia, logrando al natural momentos de suma despaciosidad. Fue volteado sin consecuencias a la salida de un muletazo con la izquierda. Con el toro más aplomado, José Tomás consiguió de uno en uno, una tanta profunda de naturales, aguantando al animal y ajustándose con precisión. Faena de exposición y riesgo. De sangre fría a la hora de pisar el terreno minado del toro. Un pinchazo, una estocada. Paseó una oreja.

EL JULI, ROTUNDO, CUAJA UN FAENÓN

Fue devuelto el tercero de Domingo Hernández y en su lugar se lidió un sobrero de Garcigrande al que El Juli le cuajó un gran quite por chicuelinas, rematado con una cordobina a cámara lenta y dos medias de compás abierto. Sensacional. Brindó la faena al Rey emérito. La obra de El Juli fue redonda. Un faenón en toda regla frente a un toro de buena condición al que metió en cintura y dominó en el centro del ruedo con profundidad. Obra grande de El Juli que se encajó con su oponente y lo llevó cosido y por abajo en un derroche de hondura. Eterno el toreo del madrileño que cautivó con unas extraordinarias trenzas en los medios, enroscándose al toro a su figura. Bramó San Sebastián. Valor, corazón y dominio. Maciza la obra. Gran estocada. Dos orejas.

No tuvo opción El Juli frente al sexto de Garcigrande, un toro al que le faltó raza y clase. El diestro madrileño lo manejó con limpieza pero sin poder subir el diapasón de la faena debido a la deslucida embestida de su oponente. Mató de una estocada y fue silenciado.

San Sebastián, domingo 14 de agosto de 2016. Toros de Fermín Bohórquez, para rejones, aplomado el primero y manejable el cuarto; y Domingo Hernández (2º, de buena condición; y 5º, con movilidad pero a menos) y Garcigrande (3º bis, de buena condición y 6º, deslucido). Hermoso de Mendoza, silencio y ovación con saludos tras petición; José Tomás, ovación con saludos y oreja; El Juli, dos orejas y silencio. Entrada: Lleno de "No hay billetes". Se desmonteró Miguel Martín en el segundo. El rey emérito Don Juan Carlos I, su hija Doña Elena de Borbón, y sus nietos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica presenciaron el festejo desde un palco del callejón.