www.aplausos.es

FERIA DE LA VENDIMIA

La espada le quita la gloria a un gran Castella en Nimes

Seis toros de Adolfo Martín para Castella en solitario

sábado 17 de septiembre de 2016, 17:39h

Fotos: ISABELLE DUPIN

La espada fue lo único que impidió que Sebastián Castella abriera la Puerta de los Consules y hubiera cuajado un gran triunfo en su apuesta con seis toros de Adolfo Martín. Un Adolfo Martín que lidió un encierro bien presentado y de juego interesante.

El primero de la tarde humilló en el capote de Sebastián Castella, que lo recibió con buenas verónicas. En la muleta al toro le faltó fuerzas. A pesar del temple que impuso el de Beziers, siempre intentando cuidarle, no rompió hacia adelante.

Carpintero, el segundo de la tarde fue un buen toro de Adolfo Martín, con importancia y transmisión. Castella brindó al pintor Fernando Botero, situado en una barrera de la plaza. Torerísimo arranque de faena apoyado en la barrera y con el toro embistiendo a la muleta del de Beziers. Emocionante. A partir de ahí, lo toreó con mucho gusto. Hubo cambios de mano que hicieron crujir el coliseo, en uno de ellos lo ligó con varios naturales a cámara lenta, encajados, relajados, soberbios. El toro tardó en doblar y cortó una oreja.

El tercero fue un toro encastado que acabó rompiendo en la muleta de Castella. Brindó a Palomo Linares. Mandón inicio con doblones. El toro tenia las dificultades de la casta. El viento molestó mucho en el primer tramo de la faena. Castella acertó en aplicarle la técnica necesaria para que el de Adolfo Martín acabara embistiendo por abajo y con importancia. Pinchó y se esfumó el posible premio.

Se lucieron las cuadrillas en el cuarto de la tarde. El toro entró tres veces al caballo, la última puesto de largo. Picó bien Gabin Rehabí, que se llevó la ovación del público. También destacó con los palos Morenito de Arles. Castella le instrumentó una faena larga. Toro incómodo que no acabó de entregarse. Labor de compromiso del de Beziers. Hubo una petición minoritaria.

El quinto fue un toro noble pero que no era evidente. Se dobló con él Castella. El francés, muy torero y comprometido, tiró de oficio y entendió al de Adolfo Martín para terminar cuajando varias tandas de alta nota sobre el pitón derecho. Se dobló con torería para rematar la faena. De mucho mérito su actuación. La espada volvió a fallar. A pesar de eso cortó una oreja.

El sexto fue un toro manso y violento. Cogió la muleta Castella sentado en el estribo. Poco a poco se fue imponiendo al toro, que tenía poco recorrido. Exprimió todas las posibilidades que tenía el de Adolfo. Pero de nuevo volvió a pinchar.

Nimes (Francia). Sábado, 17 de septiembre de 2016. Toros de Adolfo Martín. Sebastián Castella, como único espada, silencio, oreja, ovación con saludos, ovación con saludos tras aviso, oreja tras aviso y palmas de despedida. Entrada: Tres cuartos. Sobresalientes, Jeremy Banty y Fernández Pineda. Castella saludó una ovación tras terminar el paseíllo. Saludó en banderillas tras parear al segundo Marco Leal, hizo lo propio Morenito de Arles en el cuarto. Gabin Rehabí fue ovacionado tras picar al cuarto.