www.aplausos.es

FERIA DE LA VIRGEN DE LOS LLANOS

Pinar, máximo triunfador de la feria de Albacete

Soberbia tarde del de Tobarra que cortó tres orejas y dio una gran dimensión

Fotos: EVA SÁNCHEZ

Rubén Pinar se consagró como máximo triunfador de la Feria de la Virgen de los Llanos de Albacete en la corrida de este sábado, en la que entró sustituyendo a Roca Rey. El albaceteño triunfó en su primera tarde y lo volvió a hacer esta vez. Tres orejas que pudieron ser cuatro y una gran dimensión. Cuajó un faenón en el quinto de la tarde, un buen toro de Daniel Ruiz. El de Tobarra lo toreó a placer, de pie, de rodillas, por el pitón derecho, por el izquierdo, en el toreo fundamental y en los remates. Se consagró como el triunfador de la feria. Toreó suave, encajado, desgarrado... y tumbó de un espadazo a un toro que tuvo duración y acometividad. Dos orejas y se le llegó a pedir el rabo. Anteriormente, toreó con suavidad con el capote por verónicas al segundo. Con despaciosidad. Otro buen quite por chicuelinas y tafalleras. Se puso de rodillas con la muleta para enjaretarle una serie de siete muletazos por el pitón derecho que tuvieron importancia. Después cuajó una faena en la que brilló toreando al natural. Firme, con la planta erguida. Tenía las dos orejas pero se precipitó al entrar a matar. Pinchazo, estocada y oreja.

La otra oreja del festejo la cortó López Simón en el tercero de la tarde. Empezó su labor de muleta por estatuarios. Pisó terrenos comprometidos y nunca volvió la cara. El final de su larbor, con cinco o seis muletazos en redondo fueron claves para acabar cortando un trofeo. Salió espoleado en el sexto, arrancando la faena de rodillas en los medios. A partir de esa tanda faltó entendimiento entre el torero y el toro, que tampoco era un dechado de virtudes.

El Juli se fue de vacío. Se esforzó en sacar faena del cuarto de la tarde. El madrileño le aplicó su muleta poderosa en una faena de querer. Los redondos calaron en el público. Falló con la espada y saludó una ovación. El primero de la tarde fue un animal que iba y venía sin emplearse en los trastos de El Juli. El madrileño hizo sonar las primeras palmas en un bonito quite por chicuelinas y tafalleras. Buen inicio toreando de rodillas en una serie rematada con el de pecho también rodilla en tierra. Ese sería a la postre el mejor momento de una faena que nunca llegó a despegar por la condición del toro.

Albacete. Sábado, 17 de septiembre de 2016. Toros de Daniel Ruiz, bien presentados, nobles, manejables, con cuatro toros con opciones, los mejores 3º y 5º. El Juli, palmas tras aviso y ovación; Rubén Pinar, oreja y dos orejas con petición de rabo; López Simón, oreja y palmas. Entrada: Lleno de "No hay billetes".

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti