www.aplausos.es

Las verdades del Barquero

Un verano con champán

Las corridas de toros de agosto y septiembre han reforzado la idea del papel de Madrid como plaza de temporada al margen del circuito de las grandes ferias. Espectáculos de buen nivel. Corridas distinguidas de Bañuelos y Lagunajanda. Apariciones relevantes de toreros de refresco: Esaú Fernández, Javier Jiménez, David Galván y Román. ¿Se puede? ¡Sí se puede!

Hace ya tiempo que en la plaza de toros de Madrid el verano viene empezando el segundo domingo de junio y terminando el último domingo de septiembre. Diecisiete funciones de toros. Tres meses y medio, es decir, la mitad de la temporada taurina, que cumple un receso de cinco meses entre el 12 de octubre y el Domingo de Ramos. Rigores del calendario cristiano: en 2017 caerá la fiesta del Domingo de Ramos el segundo domingo de abril y el receso será de casi seis meses.

Casi un semestre sin toros, un inevitable empacho de treinta y una tardes seguidas de funciones de primavera en las Ventas, un breve abono de Otoño de cuatro fechas y la coda de cierre de una corrida de toros en fecha señalada: 12 de octubre, Fiesta Nacional. Los toros de Otoño se han adelantado este año una semana, y entre el final del abono y la corrida del 12 de octubre –el retorno a Madrid del hierro de Palha-, se anuncia una novillada de Aguadulce (sangre Núñez) con espadas de hasta tres quintas distintas, Francisco Pajares, Tulio Salguero y David Martín.

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2035

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2035 para iPad

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2035 para Android