www.aplausos.es

MÁLAGA.- FESTIVIDAD DEL SÁBADO SANTO

El magisterio de Ventura y el valor de Fortes salvan la tarde

El sevillano pasea un trofeo y pierde otras dos con el rejón de muerte en el cuarto; el malagueño corta una oreja del mejor toro de una desclasada y deslucida corrida de Torrehandilla y Torreherberos

sábado 15 de abril de 2017, 14:01h

Fotos: GLEZ. ARJONA

Diego Ventura cortó la primera oreja de la tarde de un toro de Guiomar Cortés de Moura tras una labor muy seria, sobria y torera que estuvo presidida por un temple exquisito y magistral. Labor sin alharacas. A lomos de Añejo y Nazarí enceló al toro tanto de salida como en banderillas, llevándolo siempre muy cosido y a muy corta distancia. Con Fino dejó un par de quiebros realmente espectaculares antes de un rejonazo fulminante.

Bravo el cuarto, fue ovacionado en el arrastre, le permitió a Diego Ventura rayar a gran nivel. Con Lambrusco de salida clavó dos rejones de castigo antes de montar a Sueño con quien hizo las delicias del respetable en el toreo a dos pistas rematado por los adentros. Muy torero el de La Puebla del Río, lo hizo todo con temple y sentido. Con Ritz clavó tres farpas y un par al violín magníficos. Tenía las dos orejas en sus manos, sin embargo clavó el rejón de muerte al tercer intento y perdió toda la opción de tocar pelo.

Astifino y veleto el primero de Antonio Ferrera, tuvo mucha guasa por el pitón izquierdo y salía desentendido por el derecho. Tuvo, además, tendencia a tablas. El extremeño, que entró en el cartel sustituyendo a López Simón, puso tres buenos pares de banderillas antes de una faena en que lo más importante llegó al final toreando a favor de querencia. A más la labor de Ferrera frente a un toro de media arrancada. Mató de pinchazo y estocada y saludó una ovación. Su segundo no se definió prácticamente hasta el último tercio, por donde se colaba por el lado izquierdo. Toda la faena de Ferrera consistió en robarle los muletazos con el principal mérito del temple para que no enganchara la muleta. Seria y de notable oficio la labor del extremeño que mató de una estocada caída antes de saludar una ovación.

Con una larga cambiada de rodillas recibió Fortes al tercero de la tarde, un toro que empezó punteando los engaños y acabó lanzando violentos derrotes. La voluntad y el valor del malagueño se estrellaron por completo frente a un toro sin opciones de lucimiento. Imposible. En los compases finales, Fortes sufrió un pitonazo a la altura de la cadera mientras ejecutaba una bernadina.

El más bravo de la corrida fue el sexto, con el hierro de Torreherberos. Fortes inició la faena con un pase cambiado de rodillas y siguió sobre ambas manos también de hinojos en una gran puesta en escena. Dos tandas de naturales fueron realmente buenas, abrochadas ambas de forma sensacional con el de pecho. Ese era el pitón del toro, sin embargo cambió de mano y ahí bajó el nivel de la faena. Ahogó la embestida del toro el malagueño que tras matar de una estocada trasera y tendida paseó una oreja.

Málaga, sábado 15 de abril de 2017. Toros de Guiomar Cortés de Moura (1º y 4º), para rejones; y Torrehandilla (2º, 3º y 5º) y Torreherberos (6º). Corrida astifina y ofensiva por delante, bien presentados. Sin clase, deslucidos y mansos a excepción del bravo sexto, el mejor del encierro. El rejoneador Diego Ventura, oreja y ovación con saludos; Antonio Ferrera, ovación con saludos tras aviso en ambos; Fortes, ovación con saludos tras aviso y oreja. Entrada: Un tercio de plaza.