www.aplausos.es

FERIA DE SAN FERMÍN

Ureña y Garrido, un trofeo cada uno en Pamplona

El murciano y el extremeño salvaron la tarde con los dos toros de más opciones del complicado encierro de Puerto de San Lorenzo

Fotos: JAVIER ARROYO

El primero, un toro de imponente trapío, con un volumen tremendo y dos pitones de enorme respeto, no se lo puso fácil a Curro Díaz. El animal sacó un punto de motor y soltó molestamente la cara. Curro Díaz supo ir corrigiendo ese defecto, sacando de mitad de faena en adelante tandas de limpios muletazos. Una pena que emborronara toda su labor con el acero. Aun así, el público le obligó a saludar. En el tercio de banderillas resultó herido Pablo Saugar "Pirri".

Al natural llegaron los pasajes más toreros de Curro Díaz frente al cuarto, otro toro muy serio del Puerto. El animal desarrolló genio y complicó la limpieza de las series del linarense, terminando además rajado. Deslucido el del Puerto y esfuerzo sin recompensa del torero, que pinchó antes de ser silenciado.

El segundo fue un toro encastado y que tuvo muerte de bravo. Muy dispuesto ante él anduvo desde el principio Paco Ureña, que arrancó con estatuarios la faena de muleta en los medios. Su labor tuvo altibajos, destacando especialmente su toreo sobre la mano derecha, con muletazos largos y vaciando la embestida por debajo de la pala del pitón. El del Puerto, aunque algo cambiante, resultó interesante. Pedía sitio cuando encontraba al torero cerca. Ureña lo mató de una gran estocada -clave en el premio final- y paseó un trofeo.

Desclasado y muy deslucido el quinto, que embistió a empujones y, como la corrida en líneas generales, no transmitió las dificultades que tuvo. Sin opciones Paco Ureña, que cumplió con profesionalidad.

Toro manso y complicado, desarrollando sentido y genio, resultó el tercero. Nunca fue metido en la muleta, soltando la cara en cada embestida. Toda una papeleta para Garrido, que la solventó a base de oficio y recursos. Falló con el acero, pero el del Puerto tampoco le puso fácil en ningún momento que pudiera pasar el fielato de los pitones.

Buen quite de Garrido al castaño sexto, con el hierro de La Ventana del Puerto. Éste, junto al segundo del festejo, fue el ejemplar de más opciones de la tarde. Arrancó de rodillas el extremeño -enfibrado en todo momento-, metiéndose desde ese mismo instante a los tendidos en el bolsillo. Luego, tras un nudo central de la faena en el que trató de hacer el toreo más ortodoxo, concluyó de nuevo con recursos y pasajes más efectistas para volver a centrar la atención de los espectadores de sol. Se descaró ante el toro en los compases finales, matando de pinchazo y estocada y paseando una oreja bien ganada.

Pamplona, 9 de julio de 2017. Quinta de la Feria de San Fermín. Toros de Puerto de San Lorenzo y uno (6º) de La Ventana del Puerto. Complicados y deslucidos salvo 2º y 6º, de mejor juego. Curro Díaz, ovación con saludos y silencio; Paco Ureña, oreja y silencio tras aviso; y José Garrido, silencio y oreja. Entrada: Lleno de "No hay billetes".

PARTE MÉDICO DE PABLO SAUGAR "PIRRI".- "Herida por asta de toro con disección de uretra y evisceración intestinal, rotura completa de pared abdominal y múltiples perforaciones intestinales. Se ha procedido a realizar resección intestinal y reparación de las lesiones intestinales más pequeñas. Múltiples lavados. Reparación de pared. Además presenta múltiples heridas perforantes en labio que se suturan. Pronóstico grave. Ingresado en URPA de Hospital de CHN. Firmado: Ángel M. Hidalgo, cirujano jefe de la plaza de toros de Pamplona".

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti