www.aplausos.es

COLMENAR VIEJO

Villita, de la escuela “Yiyo”, primer clasificado del II certamen-concurso de tentaderos “Ginés Bartolomé”
(Foto: Luis Sánchez Olmedo)

Villita, de la escuela “Yiyo”, primer clasificado del II certamen-concurso de tentaderos “Ginés Bartolomé”

Alejandro Mora e Ismael Martín, segundo y tercer clasificado, respectivamente, con becerras de Ángel Luis Peña

domingo 23 de julio de 2017, 14:23h

Fotos: LUIS SÁNCHEZ OLMEDO

Este viernes tuvo lugar la final del Certamen de Tentaderos que patrocina el empresario del automóvil don Ginés Bartolomé en sus instalaciones ganaderas en el pueblo madrileño de Colmenar Viejo.

Tras los tentaderos de clasificación, el jurado puntuó para disputar la final a los alumnos de la Escuela de Salamanca Alejandro Mora e Ismael Martín y a Juan José Villa “Villita” de la escuela José Cubero “Yiyo” de Madrid.

Las becerras, como en todo el certamen, llevaron el hierro del prestigioso ganadero de Colmenar don Ángel Luis Peña, gran amigo de Ginés. Tres becerras bravas y con distinto comportamiento en la muleta que sirvieron para que los tres jóvenes toreros demostraran lo que llevan aprendido y lo que han progresado desde que comenzó el concurso.

La casualidad hizo que la clasificación final quedara igual que el turno de intervención. Primero el alumno de la escuela Yiyo, “Villita” que estuvo acompañado por uno de sus profesores, el matador Miguel Rodríguez. El torero se enfrentó a una vaca a la que hubo que ir sometiendo con el capote, que tuvo nobleza y clase para la muleta y con la que “Villita” realizó una larga faena con buen concepto y colocación.

Alejandro Mora quedó como segundo clasificado; su becerra tuvo mucha clase y nobleza pero tuvo la fuerza justa y perdió las manos en alguna ocasión, por lo que perdió continuidad la faena. No obstante, Alejandro toreó con mucho temple y gusto.

La tercera becerra fue la más encastada e Ismael Martín tuvo que fajarse y no perder la concentración porque el animal repetía con mucho celo y llegaba a agobiar.

En definitiva, un excelente tentadero y un buen nivel de los participantes que fueron obsequiados con una escultura del prestigioso artista don Alfonso Rey y, además, un capote para el triunfador y una muleta, para el segundo clasificado.

Don Ginés Bartolomé tuvo unas palabras de agradecimiento para todos los que le han ayudado en esta “aventura” y dio también las gracias a todas las Escuelas por las facilidades que dieron para inscribirse en el Certamen.