www.aplausos.es

Las verdades del Barquero

Un toro blanco

El Otus ensabanado de Jandilla jugado el 22 de agosto fue la sensación de la primera mitad de las Corridas Generales. Porque no se había visto un toro tan bien hecho ni tan bello hacía muchos años. La variedad de encastes, la armonía y la seriedad general han devuelto a Bilbao su papel de feria singular. Más de media docena de toros de nota

Los veinticinco toros librados en las cuatro primeras de las Corridas Generales eran cuatreños. O se han vaciado las despensas de cinqueños sobrantes, o es que en Bilbao decidieron esta vez apostar por las corridas parejas, que suele ser la apuesta más segura, y ha salido bien. Cuatreños los seis de Torrestrella que abrieron desfile el 20 de agosto; y los seis de Alcurrucén del lunes 21; y los seis jandillas del 22; y los seis victorinos del 23; y el sobrero de Toros de Salvador Domecq que entró en liza por el sexto victorino. No hay báscula más de fiar que la de Vista Alegre, dicen los mayorales. Como las de las farmacias o las de los plateros. El sobrero de Salvador Domecq, 570 kilos bien visibles porque fue toro particularmente rollizo, ganó la carrera de los pesos a los veinticuatro toros titulares. Pero solo esa.

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2083 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2083

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2083 para iPad

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2083 para Android