www.aplausos.es

EMPRESARIOS I RUI BENTO VASQUES

“Campo Pequeno debe servir de ejemplo en España”

“Campo Pequeno debe servir de ejemplo en España”

Rui Bento Vasques, cabeza de cartel en la empresa que gestiona la plaza de Lisboa, reflexiona en torno al éxito logrado en la temporada del 125 aniversario del coso y defiende firmemente el modelo empresarial desarrollado, que aúna la celebración de festejos con la oferta de ocio para todos los públicos

Fotos: Campo Pequeno y Arjona

Doce festejos -once corridas de toros y una novillada- han conmemorado la campaña del 125 aniversario del coso de Campo Pequeno en Lisboa. Para Rui Bento Vasques, cabeza de cartel en la empresa que gestiona el bellísimo palenque portugués desde su reinauguración hace doce años, la temporada ha sido, artísticamente, “para enmarcar”. “Buscábamos tres o cuatro acontecimientos de máximo interés y los hemos logrado”, afirma orgulloso.

El empresario destaca la jornada inaugural, en la que se acabó el papel con Moura padre, Padilla y Roca Rey en el cartel, el día del aniversario -18 de agosto- cuando volvieron a agotarse las localidades con Moura padre, Antonio Ribeiro Telles y Luis Rouxinol lidiando reses de ganaderías lusas históricas junto a los dos grupos de forcados más importantes del país -los de Santarem y Lisboa-; y el festejo de cierre, a la antigua usanza portuguesa, con seis rejoneadores, un nuevo “no hay billetes” y la particularidad de que Rui Fernandes y Moura junior debutaban en jornada tan singular. Además, la televisión engrandeció dos de esas fechas: “La del 12 de octubre la dio el canal público RTP y la del 18 de agosto la TVI, canal privado que llevaba cinco temporadas sin querer saber nada de toros”, pondera Rui, que recuerda también que el día de la conmemoración un programa de fados -“también televisado”, matiza- puso de manifiesto la polivalencia de la plaza: “Fue una fiesta global”, remarca.

En el repaso artístico no pueden quedar al margen el debut de Manzanares mano a mano con Hermoso -“triunfaron los dos, pero Josemari cuajó una faena antológica”, recuerda-; la actuación de Del Álamo; la de Ferrera, “que tuvo el gesto de entrar por Hermoso tras triunfar en Sevilla y antes de ir a Madrid”; las presencias de El Fandi y Padilla, que repitió en septiembre… Todo, sin olvidar la novillada con la que se pretende ayudar a fomentar el futuro: “La de este año es la que más gente ha movido en mis doce temporadas de gestión. A pie destacó Peseiro y a caballo una chica, Soraia Costa”, subraya antes de resaltar el buen tono general del ganado lidiado: “Quitando alguna corrida que no funcionó, casi todas han dado un rendimiento notable: Murteira, Passanha, Ribeiro Telles, Varela Crujo, Falé Filipe, Vinhas… y de España hubo un toro soberbio, el de García Jiménez que cuajó Manzanares”.

"Los antitaurinos están haciendo su trabajo y nosotros, los agentes taurinos, todavía no hemos sabido combatirlo ni hacer frente a sus ataques"

Pero no todo pueden ser conclusiones positivas. En el lado del “debe”, Rui Bento admite que en “tres o cuatro festejos” no se cumplieron las expectativas de público previstas: “Ni en la corrida del 8 de junio con Moura Caetano, Rui Fernandes y Leonardo Hernández, ni en la de El Fandi, Del Álamo y dos jóvenes a caballo, ni en la del mano a mano entre Hermoso y Manzanares -en ésta especialmente- respondió la afición como esperábamos”, expone sincero. “Ese último día esperábamos un “no hay billetes” y la plaza no se llenó del todo”, añade; “es la parte que nos ha trastocado un poco el resultado económico que perseguíamos”.

Otro de los asuntos pendientes es el modo de atraer turistas a la plaza: “Ese recurso debemos de explotarlo mucho mejor”, comenta; “a Lisboa viene una avalancha de gente y nos está faltando saber llevarla a los toros, hacerla vivir el ambiente taurino”, añade, y remarca: “Los antitaurinos están haciendo su trabajo y nosotros, los agentes taurinos, todavía no hemos sabido combatirlo ni hacer frente a sus ataques. Todos los días de toros se manifiesta un pequeño grupo en la puerta principal de la plaza molestando e increpando a la gente que quiere entrar. Es francamente desagradable y no hemos dado con la tecla necesaria ni con la autoridad ni con el Ayuntamiento, que no quiere mojarse ni comprometerse”, denuncia.

"La de Lisboa debe ser una referencia para todas las plazas ubicadas en sitios estratégicos. No deberían servir para, únicamente, dar toros, sino también para ofrecer conciertos, eventos privados… toda una variedad de actividades que acercan al ciudadano de a pie, al no taurino, al lugar donde se desarrollan los festejos"

Con todo, gracias a la inestimable ayuda de Protoiro la situación puede comenzar a revertirse. De momento están logrando que figuras políticas y sociales respalden el toreo con su presencia los días de festejo: “Estamos llevando a cabo un trabajo conjunto muy bueno. La última corrida de la temporada vinieron alrededor de veinte diputados de la Asamblea de la República, comprobaron el ambiente in situ, se les brindaron varios toros como agradecimiento a su respaldo... Atraemos también a gente de la cultura, del deporte, presentadores de televisión, antiguos ministros… todo un escaparate interesantísimo”.

Pero el ambiente del que habla no sólo se registra en los tendidos. Los bajos y entre bastidores del coso laten con fuerza cada día: “Hay muchísimos restaurantes dentro de la propia plaza que crean una atmósfera que invita, incluso al menos dispuesto a ir a los toros, a acabar sentándose en un tendido; además, cuando los festejos resultan bien, ese público no abandona la plaza, sino que se queda en ella tomando copas, haciendo tertulia… En ese sentido, Campo Pequeno es un ejemplo, una referencia para lo que debería ser el futuro de la gran mayoría de plazas de España”.

ESPEJO EN EL QUE MIRARSE

Rui Bento insiste en que Campo Pequeno debe ser un espejo para España. “La obra de reestructuración que se hizo es extraordinaria, fantástica. Una plaza cuyos ladrillos se caían la han reconstruido convirtiéndola en una joya, parece un teatro, pero aparte hay un parking para 1.250 coches, ochenta tiendas, ocho salas de cine y restaurantes para todos los bolsillos. Hablamos de un aprovechamiento integral del edificio, que es lo que correspondería hacer a la gran mayoría de plazas de España que están en el centro de las ciudades”. Rui Bento lo tiene claro: “La de Lisboa debe ser una referencia para todas las plazas ubicadas en sitios estratégicos. No deberían servir para, únicamente, dar toros, sino también para ofrecer conciertos, eventos privados… toda una variedad de actividades que, al mismo tiempo, acercan al ciudadano de a pie, al no taurino, al lugar donde se desarrollan los festejos taurinos, logrando familiarizarles con la Fiesta, demostrándoles que no son escenarios de crueldad ni maltrato”.

De las reflexiones de nuestro protagonista quizá deban tomar nota en Madrid ante las obras de remodelación que se avecinan: “Deberían hacerlo -asiente Rui-, Madrid sería la clave, Las Ventas tiene todas las condiciones para hacer un uso integral del edificio, que funcione todo el año. En Campo Pequeno hemos acabado la temporada taurina, pero ahora llega el mercado del vino, el mercado gourmet, conciertos, eventos privados… A espacios así, que son únicos, hay que sacarles la máxima productividad”.

PROPUESTAS DE MEJORA

Rui Bento no deja de pensar en cómo seguir posicionando a Campo Pequeno en la gran referencia taurina de su país: “No es bueno dar ocho o nueve festejos continuados todos los jueves. Es mejor intercalarlos, dar el mismo número pero mejor distribuidos a lo largo de la temporada. En julio y agosto sería mejor darlos cada quince días y, a cambio, ofrecer algún festejo más en abril o mayo y alguno más en septiembre u octubre”, explica. “Un empresario -añade- debe estar continuamente pendiente de detectar los cambios que pide el público. La sociedad se ha transformado de una forma extraordinaria y los taurinos nos hemos quedado estancados. Tenemos que adaptarnos a la evolución y a las circunstancias que cada momento obliga. La plaza hace treinta o cuarenta años era de una forma, hoy es de otra y los gustos y necesidades de quien pasa por taquilla también han cambiado en todo este tiempo. No debemos permanecer ajenos a ello”.

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2093 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2093

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2093 para iPad

Lea AQUÍ el reportaje completo en su Revista APLAUSOS Nº 2093 para Android

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti