www.aplausos.es

PERÚ

Castella se impone en Lima

El francés le cortó las orejas al segundo toro de su lote en un festejo en el que Ginés Marín y Colombo, que tomó la alternativa, saludaron ovaciones

domingo 26 de noviembre de 2017, 22:17h

Fotos: MATÍAS

Sebastián Castella paseó las dos orejas del cuarto, un toro importante de La Ventana del Puerto, que embistió con clase y codicia a los engaños del diestro francés. Lució especialmente en el toreo sobre la mano diestra y, aunque al astado le costaba un poco salirse de los vuelos de la muleta, permitió que el trasteo tuviera emoción. Castella mató de estocada arriba y se desató la pañolada del público.

El segundo, de poca presencia, fue protestado con fuerza por el público. Castella aprovechó la clase del animal por el pitón izquierdo, instrumentando estimables naturales. Sin embargo, la gente, enfadada por el escaso trapío del animal, se puso a la contra y la faena no prosperó. Pinchó con la espada.

BUEN NIVEL DE COLOMBO EN SU ALTERNATIVA

Con finos lances a la verónica recibió Jesús Enrique Colombo al toro de su alternativa, al que también toreó por chicuelinas con el capote. Clavó hasta cuatro pares de banderillas, estando a punto de ser prendido en el tercero de ellos. Luego, con la muleta hizo frente a la mansedumbre del animal, que se rajó pronto. Hubo de perseguirlo el toricantano por el ruedo, tratando de ligar muletazos aislados. A pesar de la deslucida condición de su oponente, causó una buena impresión. El de La Ventana del Puerto fue pitado en el arrastre y Colombo saludó la ovación del público.

Colombo anduvo bien ante el sexto, perdiendo una posible oreja con la espada. El toro embestía bien por el pitón derecho, pero era un punto débil y había que ayudarle y ponerle mucho para evitar su sosería. Sacó muletazos de buena factura, sobre todo por el pitón derecho. Al final, fue de nuevo ovacionado.

Ginés Marín fue todo clase y torería desde su recibo capotero al tercero, por delantales y verónicas, luciendo también en el quite. En la muleta el toro sacó clase, pero la faena no fue a más porque el animal apenas transmitió. El torero, en cualquier caso, anduvo por encima del toro. Dos pinchazos y dos descabellos. Saludó una ovación. Con el débil quinto, que rodaba por la arena, abrevió acertadamente.

Lima (Perú), domingo 26 de noviembre de 2017. Plaza de Acho. Toros de Puerto de San Lorenzo y La Ventana del Puerto (1º, 2º y 4º). Desiguales de presencia y de juego. Varios de ellos de poca fuerza. El mejor, el buen 4º. Sebastián Castella, silencio y dos orejas; Ginés Marín, ovación con saludos y silencio; y Jesús Enrique Colombo, que tomaba la alternativa, ovación con saludos y ovación. Entrada: Dos tercios. Colombo se doctoró con "Chicharro", nº 13, de 465 kilos de peso y con el hierro de La Ventana del Puerto.