www.aplausos.es

La revolera

Cataluña, negro futuro para la Fiesta

A cercenar, enredar y prohibir libertades individuales y colectivas, así como a destrozar el futuro económico y social de Cataluña le llaman los nuevos profetas del independentismo perfeccionar la democracia.
Es de temer que el endemoniado resultado de las elecciones autonómicas catalanas sea un obstáculo difícilmente salvable para la apertura de la Monumental de Barcelona y los demás cosos de Cataluña. La mayoría de votos conseguida por Ciudadanos ha sido más un éxito moral que real, puesto que no le permitirá gobernar a los partidos constitucionalistas, y si los independentistas se ponen de acuerdo –que se pondrán- para formar Gobierno, nada hace proveer que dirán digo donde antes dijeron Diego.

Muy al contrario, la inquina contra todo lo español se pondrá de manifestó con mayor rigor. Así es que, nuestro gozo en un pozo. Si anteriormente decretaron el cerrojazo, arrogándose funciones que no les correspondían-versus Tribunal Constitucional-, en el futuro inmediato, con todo lo que ha llovido –articulo 155 y demás actuaciones gubernamentales en defensa de la legalidad vigente-, no es de creer que Puigdemont, Junqueras, Más y sus posibles apoyos antisistema van a bajar del burro. O sea que Cataluña se quedará sin toros “sine die” como yo me quedé sin abuela.

A cercenar, enredar y prohibir libertades individuales y colectivas, así como a destrozar el futuro económico y social de Cataluña le llaman los nuevos profetas del independentismo perfeccionar la democracia. La fobia anti taurina que les llevó a cerrar las plazas de toros a cal y canto es una buena muestra de lo que le espera en tales manos a la Fiesta de los Toros, en una tierra que fue “archivo de cortesía” –Cervantes- y crisol de libertades durante siglos. ¡Qué culpa tendrá el huevo de que exista la gallina!