www.aplausos.es

Tras su inesperada retirada del pasado mes de agosto

Morante, con plaza, fecha y cartel para regresar a los ruedos

Morante, con plaza, fecha y cartel para regresar a los ruedos

El de La Puebla pondrá fin a su campaña con una doble cita en la Feria de San Miguel de Sevilla. Además, no habrá televisión en ninguna de sus actuaciones

martes 09 de enero de 2018, 14:51h
Jerez. Sábado 12 de mayo. Padilla, Morante y Manzanares, con toros de Juan Pedro Domecq. Esa es la plaza, la fecha y el cartel de la reaparición de Morante de la Puebla, tal y como adelanta esta semana nuestro director, José Luis Benlloch, en la edición en papel de Aplausos. De este modo, la Feria del Caballo acogerá uno de los momentos más esperados por la afición desde que el sevillano decidiera, a mediados del pasado mes de agosto, colgar sine díe el chispeante.

La ciudad andaluza será el punto de partida de una campaña que contará con cerca de veinticinco corridas de toros, las dos últimas, también confirmadas, en la Maestranza de Sevilla, durante su Feria de San Miguel. Morante matará en el coso del Baratillo los encierros de Hermanos García Jiménez y Juan Pedro Domecq, pudiendo estar acompañado por toreros como Manzanares, en un día, y Roca Rey, en el otro. La condición puesta por el de La Puebla es no abrir plaza, de modo que otras figuras como Ponce, Ferrera o Padilla -en el año de su adiós a la profesión- podrían completar las combinaciones, o bien contar alguna de éstas con alguna alternativa.

Asimismo, la intención del apoderado de Morante, Manolo Lozano, es que su poderdante esté sin torear, al menos, las dos o tres semanas anteriores a su doble comparecencia en el ruedo hispalense, por lo que la veintena larga de festejos se desarrollarán entre mediados de mayo y, como máximo, los primeros días de septiembre.

Otra de las noticias que arroja la planificación de la campaña de Morante es que el diestro no se dejará televisar en ninguna de sus actuaciones, que, de este modo, tendrán como escenarios, fundamentalmente, las plazas de segunda categoría, sin que por ello estén cerradas las puertas a otros cosos de primera -como el ya confirmado de Sevilla- e incluso de tercera. El único requisito impuesto al margen de la negativa a la televisión en directo es que los carteles en los que se anuncie "tengan la categoría que corresponde a un torero de su rango", afirman fuentes próximas a Morante, quien, de nuevo, regresa ilusionado a la profesión.