www.aplausos.es

ECUADOR

Juan José Padilla y Bautista, puerta grande en Ambato

Juan José Padilla y Bautista, puerta grande en Ambato

Álvaro Samper paseó una oreja del sexto

Juan José Padilla saludó con tres largas cambiadas, verónicas y chicuelinas al primero de la tarde. El jerezano quitó de nuevo por Chicuelo al paso, cuajando más tarde un brillante tercio de banderillas. El toro, noble y de buen son, se estrelló contra un burladero, se estropeó un pitón y quedó algo descoordinado. Padilla le hizo una faena entonada y encomiable, fundamentalmente por derechazos y algunos naturales meritorios, con adornos marca de la casa como los circulares y los desplantes. El palco le negó la oreja entre los pitos del público. Al final, el reconocimiento de una sonora ovación en la vuelta al ruedo.

El cuarto era el último toro para el jerezano en esta plaza de Ambato en la temporada de su despedida de los ruedos. Buenas fueron las verónicas de recibo y un quite vistoso para llevar al buen ejemplar al caballo. Nuevo tercio de banderillas lucido y preciso. El Pirata inició de rodillas en tablas su trasteo de muleta, poniendo emoción en los tendidos. Se entregó Padilla en una faena de mayor temple por el buen pitón derecho, donde logró algunas series vibrantes. Luego de los nutridos circulares y adornos, una estocada que hizo guardia y otra de gran ejecución. Dos orejas y vuelta triunfal con ovación general por parte del público en una cálida despedida.

Juan Bautista saludó por verónicas y se lució en un quite de frente y por detrás para dejar al toro en la cabalgadura. Otro quite por chicuelinas, de personal estilo, pero el toro se paró. Al quinto, de bonita lámina y buen juego, el torero francés lo recibió con una larga cambiada y suaves verónicas. Fue hermoso el galleo por chicuelinas para llevar el toro ante el montado. De rodillas se fue Juan Bautista con la muleta. Tras un emotivo inicio, construyó una faena de clase, temple y técnica superior donde afloró la madurez y el poso del torero galo. El pitón del toro era, definitivamente, el derecho y por allí llegaron los pasajes más sobresalientes en medio del reconocimiento de la afición. La estocada contraria, atracándose de toro, fue el colofón de una grane faena y el presidente entregó sin dudar dos orejas de inmediato.

Álvaro Samper saludó con buenas verónicas al segundo de la tarde y anduvo animoso en el quite por chicuelinas. Con la muleta no se mostró confiado y no se acopló pese a que el toro tuvo opciones de éxito. El segundo del lote del torero quiteño tuvo un buen pitón derecho aunque no transmitía. Samper estuvo más entonado que en su anterior y consiguió algunos muletazos de mérito en una faena variada. Se adornó por manoletinas. Mató de pinchazo hondo y caído y paseó un trofeo.

Ambato (Ecuador), lunes 12 de febrero de 2018. Segunda de feria. Toros de Mirafuente y Vistahermosa, de variada presencia y juego, destacando los corridos en cuarto y quinto lugar. Juan José Padilla, vuelta al ruedo tras fuerte petición y dos orejas; Juan Bautista, silencio y dos orejas; y Álvaro Samper, silencio y oreja. Entrada: Casi media plaza.