www.aplausos.es

LA RIOJA

Urdiales y Campos, a hombros en Arnedo

Se lidió un encierro de Luis Algarra en un festejo donde Padilla logró cortar un trofeo

sábado 17 de marzo de 2018, 17:47h

Fotos: CARMELO BETOLAZA

Justo fuerzas y noblote resultó el primero, al que entendió bien Padilla. Pareó el jerezano sin más y después firmó una faena alternando por ambos pitones. Metió al toro en la muleta sin obligarle, cujando series ligadas y sin estrecheces, abrochando su actuación por circulares muy del gusto del público. Gran estocada y primera oreja tras escuchar aviso.

Fue noble y fijo de salida el toro segundo que sirvió a Urdiales para firmar un precioso saludo capotero en el que siempre ganó terreno al toro. Ceñido quite por chicuelinas que arrancaron los primeros olés rotundos como preludio a una faena que fue brindada al maestro Espartaco. Inicio de su trasteo con gusto y mucho mando, alcanzando una exquisita plasticidad por el derecho en series con mucha hondura. Faena llena de reposo y temple donde el toro fue menos claro por el pitón izquierdo. A pesar de ello, lo entendió a la perfección Urdiales y aún le cuajó naturales de mucho aroma. Faena muy bien estructurada que rubrició con una estocada ligeramente desprendida pero eficaz. Dos orejas tras aviso.

Complicado y exigente resultó el tercero ante el que Campos no acabó de acoplarse tras ser arrollado en el inicio del trasteo. El toro pidió más temple y colocación y Campos lo consiguió por momentos, si bien tuvo sus dudas, alternando pasajes dignos con otros más meritorios. Mató feamente dejando una estocada delantera y caída que no fue impedimento para que el público le concediese una oreja.

Silencio tras aviso para Padilla en el cuarto. Un toro deslucido que se puso peligroso al final de su lidia. Ante él Padilla cuajó una faena en la que Se mostró muy voluntarioso mostrando su oficio ante un toro incierto. Se puso complicado para la espada por lo que remató su actuación de pinchazo, bajonazo, entera y dos descabellos.

El quinto se descubrió como un toro probón ante el cual, Urdiales se mostró nuevamente con una buena disposición intentando encontrar el triunfo. Pero tuvo que desistir, abreviar y finalizar su actuación premiada con unas palmas de reconocimiento a su compromiso y entrega durante la tarde. Pitos al toro.

Cerró plaza un toro noble que humilló con clase y ante el que Campos se lució sobre todo por el pitón izquierdo. Logró momento de toreo de mando y mano baja con instantes encimistas por el derecho donde dejó pasajes de buen gusto. Final de faena vistoso y tras una estocada y cuatro descabellos fue premiado con una oreja tras aviso.

Arnedo (La Rioja). Sábado 17 de marzo de 2018. Toros de Luis Algarra. Juan José Padilla, oreja tras aviso y silencio; Diego Urdiales, dos orejas tras aviso y palmas; Tomás Campos, oreja y oreja tras aviso. Entrada: Dos tercios de plaza. Padilla y Campos desmonterados en el paseíllo.