www.aplausos.es

MÉXICO

Robleño, a hombros en su debut azteca en San Miguel de Allende

El madrileño corta dos orejas y regala el sobrero en una tarde completa

domingo 01 de abril de 2018, 09:54h

Llegó la tradicional corrida del Sábado de Gloria a la plaza de toros Oriente de San Miguel Allende en una tarde agradable con más de media entrada, en la que el diestro madrileño Fernando Robleño ha caído de pie ante la afición mexicana en su presentación en tierras aztecas, cuajando dos faenas, una de ellas a un toro de regalo para obtener un total de dos orejas para salir a hombros. Por su parte Jerónimo dejó detalles de torería pero sin estar fino con la espada recibiendo palmas. Y Leo Valadez ha dejado muy buenas sensaciones después de dos faenas variadas y llenas de entrega. Desafortunadamente no estuvo acertado con el acero perdiendo así la posibilidad de salir a hombros. Se lidió un serio encierro de Espíritu Santo, variado de juego, del que destaco el toro lidiado en sexto lugar, aplaudido en el arrastre.

El primero fue un toro serio al que saludó Jerónimo por verónicas y un remate pinturero. El toro cumplió en el peto. Brindo Jerónimo al respetable para realizar una esforzada labor ante un ejemplar que le faltó transmisión, algunos detalles y al final falló con la espada teniendo que recurrir al descabello. Palmas. El segundo del lote de Jerónimo salió por equivocación en tercer lugar por lo que tuvo que salir el poblano a despacharlo, Saludo por delantales con torería. Brindó a Álvaro Labastida para después realizar una labor con muletazos pintureros pero sin lograr que rompiera la faena. No anduvo acertado con la espada, recurriendo al descabello y escuchando un aviso. Silencio

Fernando Robleño se presentó ante la afición mexicana y de San Miguel Allende saludando por verónicas de buen gusto. El toro cumplió en el peto. El madrileño brindó a Don Luis Alberto Villareal para después desarrollar una faena en la que estuvo por encima de su oponente que no era fácil, el espadazo no tuvo efecto teniendo que recurrir al descabello. Palmas. El segundo del lote de Robleño lo brindó a la empresa. Fue un toro complicado al que le hizo una faena inteligente, imponiéndose al de Espíritu Santo y culminado con una buena estocada para cortar la primera oreja de la tarde.

Regaló Robleño, un toro que tuvo genio y peligro sordo y al que solo le pudo enjaretar algunos capotazos. Ya con la muleta, firmó una faena con oficio y firmeza obteniendo muletazos de mucho mérito que reconoció el respetable. Al final una buena estocada para obtener un oreja y a la postre la salida a hombros.

Leo Valadez saludó al primer de su lote con algunos capotazos de tanteo. El toro apenas empujó en el peto para que después viniera un quite por chicuelinas antiguas. Brindó el joven torero de Aguascalientes al respetable para realizar una buena labor iniciando por doblones y algunos muletazos por ambos lados de buena manufactura, al final molinetes y una estocada un tanto caída para recurrir al descabello escuchando un aviso y palmas.

Con el segundo de su lote Leo salió a por todas ante un ejemplar que tenía buenas condiciones. Lució de capa y ya con la muleta, después de brindar al respetable, cuajó una faena variada que inició de rodillas emocionando, al que después le siguieron tandas por ambos lados que terminaron con remates con torería. Desafortunadamente el toro no cayó tras una buena estocada, perdiendo la posibilidad de obtener un trofeo que ya tenía ganado a ley y reduciéndose todo a palmas.

San Miguel Allende (Guanajuato-México). Sábado 31 de marzo de 2018. Toros de Espíritu Santo, muy buen presentados, variados de juego, destacó el lidiado en sexto lugar de palmas en el arrastre. Jerónimo, palmas y palmas; Fernando Robleño, palmas, oreja y oreja en el de regalo; Leo Valadez, palmas en su lote. Después de finalizar el paseíllo se rindió un minuto de aplausos en memoria del reciente fallecimiento del empresario y rejoneador francés Luc Jalabert.