www.aplausos.es

FERIA DE ABRIL

Andrés Romero acaricia la Puerta del Príncipe en Sevilla

Sergio Galán y Lea Vicens pasean un trofeo de una buena corrida de Fermín Bohórquez

domingo 15 de abril de 2018, 18:37h

El primero de la tarde fue un astado de Fermín Bohórquez que embistió con temple, clase y ritmo aunque se fue viniendo a menos conforme avanzaba la lidia. Enceló Sergio Galán al astado en la cola de Amuleto para pararle con brillantez. Posteriormente toreó de costado con mucho temple y clásico concepto a lomos de Ojeda para proseguir su labor con Bambino recreándose en la preparación de las suertes con el animal venido a menos. Tras clavar cortas con Apolo, mató de pinchazo, rejón y descabello. Sergio Galán firmó una importante actuación frente al cuarto de la tarde. Paró con Artista en un palmo de terreno con gran dominio de la cabalgadura. En banderillas quebró con ajuste a lomos de Embroque, dando mucha distancia en los cites. Con Titán toreó y clavó haciendo la suerte con gran pureza, adornándose con piruetas a la salida antes de clavar dos pares a dos manos sobre Apolo dando distancia al noble ejemplar de Fermín Bohórquez y clavando con brillantez y reunión. Mató de un rejonazo certero.

Andrés Romero paró al segundo de la tarde ayudado con el marsellés y a lomos de Perseo. Vistoso el trance y seguro el caballero, que no anduvo acertado al colocar el rejón de castigo. En banderillas utilizó a Caimán y Guajiro, siendo a lomos de éste de donde surgieron los momentos más brillantes de una actuación llena de intensidad en la que siempre dio los pechos, batió al clavar con brillantez y arriesgó en las salidas con ajustadas piruetas. Tras las cortas, mató de un rejonazo que tiró al buen toro de Bohórquez sin puntilla. Buen nivel tuvo la actuación ante el quinto, otro astado de buen juego. Basó su labor en banderillas con Kabul y Caimán, con los que siempre quiso hacer la suerte con pureza sin dejar de lado la intensidad que puso en todo el momento el rejoneador a base de tesón y oficio. Vistió muy bien los tiempos muertos y la preparación de las suertes administrando el fondo del astado. Mató de rejonazo de efecto fulminante.

Bravo fue el tercero de Fermín Bohórquez. Lea Vicens paró al astado, que apretó de salida, con seguridad y templanza a lomos de Petit Pois. Con Bético toreó de costado a un animal que embistió con potencia y transmisión dotando de intensidad la labor de la francesa. Quebró con Gacela citando de largo en dos ocasiones con mucha espectacularidad. Tras clavar las rosas con Jazmín, se atascó con el rejón de muerte y se esfumó la posibilidad de trofeo después de firmar una labor de mérito. Lea Vicens paró con Guitarra al que cerró plaza para banderillear posteriormente a lomos de Bético, destacando en un palo al sesgo y otro al violín. Con Bazuka firmó momentos de gran calidad realizando batidas con mucha pureza y muy variada y con torería en los adornos. Remató su labor al alza con Deseado antes de matar de pinchazo y rejón.

Sevilla, domingo 15 de abril de 2018. Corrida de rejones. Toros de Fermín Bohórquez, bien presentados y de buen juego. Sergio Galán, silencio y oreja; Andrés Romero, oreja y oreja con petición de la segunda; Lea Vicens, silencio y oreja. Entrada: Dos tercios.