www.aplausos.es

Las verdades del Barquero

Tiempo y oro
Ampliar

Tiempo y oro

Faenas sin tiempos muertos como las dos de Fortes de marzo en las Ventas, las dos de Pablo Aguado en Sevilla con la corrida de Torrestrella o la de Andy Younés en el indulto del Lastimoso de Jandilla en Arles vienen a probar que la intensidad es un valor imprescindible del espectáculo. Es preciso volver a las corridas de dos horas peladas. Ni un minuto más

La temporada se abrió en las Ventas el mismo día del cambio de hora. El último domingo de marzo, el primero de primavera. Los toros, a las seis. O sea, a las cinco en punto de la tarde. La corrida de Victorino. Fue breve: dos horas y cinco minutos. El Cid, Pepe Moral y Saúl Fortes. Un aviso por barba. Por empeñarse más de la cuenta, por tardar en cuadrar antes de pasar o no pasar con la espada, o por esa resistencia a doblar del toro de estirpe Saltillo, que parece tragarse a la vez la sangre y el acero.

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2116 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2116

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2116 para iPad

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2116 para Android