www.aplausos.es

FERIA DE PENTECOSTÉS

Destaca el de La Quinta en una deslucida corrida concurso en Vic-Fezensac

López Chaves fue ovacionado ante el primero mientras que Pepe Moral y Tomás Campos no tuvieron suerte con su lote

domingo 20 de mayo de 2018, 11:57h

Fotos: ISABELLE DUPIN

Saltó en primer lugar el toro de La Quinta, bien hecho, con cuajo y profundo trapío. Un tío al que López Chaves le cuajó un aseado recibo a la verónica abrochado con una media. Bravura a raudales ante el caballo donde Óscar Bernal protagonizó junto a "Olivito" un buen primer tercio en el que el toro tomó tres varas con bravura, empujando, siempre con alegría e ímpetu. El primero fue largo, a media distancia el segundo y el tercero un poco más defectuoso. Ya en faena, López Chaves dio muestras de su madurez como torero planteándole un trasteo muy inteligente sobre ambos pitones donde lo más lucido lo firmó en el toreo en redondo. Fijeza en la embestida del toro y noble aunque un punto venido a menos, seguramente por la exigencia de la lidia. Desacertado con el uso de los aceros, perdió un posible trofeo pero recibió el reconocimiento del público que le tributó una ovación cerrada saludada en la misma boca de riego por parte de López Chaves.

El segundo de la corrida concurso, del hierro de Pilar Buendía Pallarés no tuvo historia. Fue un toro alto, escurrido de carnes y que no destacó ni en los primeros compases de su lidia ni lo hizo en el primer tercio donde recibió tres varas muy discretas, siempre queriendo quitarse el palo, ni siquiera en banderillas. Con él, Moral intentó cuajar una faena que no se dio por la falta de transmisión del toro, que sin clase ni raza no sirvió. Silencio para ambos.

Saltó al ruedo el de la ganadería de Yonnet, un toro bien armado, que fue lidiado fuera de concurso y cuyo juego tampoco resultó nada destacable. Sin codicia ni clase y tampoco transmisión, entró por tres veces al caballo de Manuel Burgos pero poco peleó en el peto. Después, Campos no tuvo opción alguna para lucirse, protagonizando una actuación digna y limpia pero de poco lucimiento. No pudo ser. Silencio tras aviso.

Al cuarto, del hierro de San Martín, lo recibió nuevamente López Chaves con valor y dos largas cambiadas seguidas de verónicas y una media que resultaron al final lo más vistoso de su actuación. El de San Martín, bien presentado, no fue lucido ni en el caballo ni en banderillas y ante él, López Chaves solo pudo buscar con tesón y entrega un lucimiento que solo llegó muy al final de su actuación en una meritoria tanda sobre la diestra. Defectuoso uso de los aceros. Recibió silencio tras su actuación.

Ante el quinto, del hierro de Ana Romero, fino y bien armado pero sin estar en el tipo original de la casa, Pepe Moral poco pudo hacer. El toro no se empleó ni destacó en los primeros tercios de su lidia y en la muleta poco ayudó al lucimiento del diestro. Lo intentó por ambos pitones sin suerte. Silencio.

Y el festejo concluyó sin pena ni gloria con la lidia del toro que cerraba plaza perteneciente a la ganadería de Los Maños. Deslucido en los primeros tercios, tampoco sirvió para el último donde Tomás Campos nada pudo hacer. Lo intentó por ambos pitones buscando un lucimiento que resultó imposible. Desafortunado con el manejo de los aceros, finalmente fue silenciado.

Vic-Fezensac (Francia). Domingo 20 de mayo de 2018. Matinal. Corrida concurso. Toros de La Quinta, Pilar Buendía, Cristophe Yonnet en sustitución del de Vinhas, San Martín, Ana Romero y Los Maños, desiguales de presentación y deslucidos en líneas generales salvo el primero que fue bravo en el caballo, el más lucido y completo. López Chaves, ovación cerrada con saludos tras aviso y silencio; Pepe Moral, silencio y silencio; Tomás Campos, silencio tras aviso y silencio. Entrada: Casi lleno.