www.aplausos.es

FERIA DE PENTECOSTÉS

Guillermo Hermoso de Mendoza, un rabo en Nimes

El hijo de Pablo Hermoso impacta en su debut en el Coliseo y sale a hombros por la Puerta de los Cónsules en un festejo en el que Lea Vicens paseó sendos trofeos

lunes 21 de mayo de 2018, 13:26h

Fotos: DANIEL CHICOT

Guillermo Hermoso de Mendoza impactó este lunes en el festejo matinal de rejones celebrado en Nimes. El hijo de Pablo Hermoso de Mendoza le cortó el rabo al novillo de su presentación en el Coliseo, armando un auténtico alboroto. Al término del festejo, el joven jinete fue sacado en volandas por la Puerta de los Cónsules.

El tercero fue un novillo noble y flojo, que también llegó a echarse dos veces. Guillermo Hermoso de Mendoza lo recibió a lomos de Napoleón, clavando un rejón de castigo. Con Disparate gustó en las carreras a dos pistas, los quiebros y las banderillas. Se adornó con la grupa y los cambios de sentido. Con Ícaro toreó encelando bien la embestida y dejó dos banderillas muy buenas. Con Pirata puso tres cortas y una rosa -perfecto al clavar- y mató de un gran rejón, de tremenda efectividad. Estupenda técnica la del jinete navarro, sobre todo teniendo en cuenta su juventud. Dos orejas y rabo.

Guillermo clavó de nuevo buenos rejones y banderillas ante el sexto, al que toreó bien con la bandera del rejón de castigo. Gustaron sus quiebros a caballo parado. Destacó con Disparate en dos banderillas antes de que el novillo se apagara. Con Pirata dejó tres cortas y banderillas a dos manos. Mató de varios pinchazos y descabellos, siendo en esta ocasión silenciado.

LEA, OREJA Y OREJA

Lea Vicens brindó su primero al cielo en memoria -imaginamos- de don Ángel Peralta. A lomos de Bach tropezó con un toro que resultaría noble y algo abanto. Bien lidiado por la amazona francesa, destacó con Bético en carreras a dos pistas, costando fijar la embestida del toro, que, lejos de ayudar, incluso llegó a echarse dos veces durante la lidia. Hubo corrección y técnica a cargo de Lea, que clavó cortas con Deseado, matando a continuación de dos pinchazos y un rejón entero trasero. Oreja.

Noble y tardo resultó el quinto, al que Lea puso un solo rejón de castigo. Quebró con las banderillas, rozándose la cogida contra un burladero en una carrera. Con Bético sacó al toro de las tablas, luciéndose con los palos y en largas carreras a dos pistas con el toro metido en la grupa. Banderilleó al violín. Con Bazuka puso las últimas banderillas y con Greco clavó dos rosas antes de dejar un rejón de muerte trasero -largo de efecto- y un golpe de descabello.

Remató con fuerza en los burladeros el noble primero, bien lidiado de salida por Pablo Hermoso a lomos de Alquimista, dejando dos rejones de castigo. Toreó bien con la grupa sobre Berlín, luciendo en banderillas al quiebro con espectaculares cites de largo. Cambió el sentido del viaje en sus carreras para adornarse. Tras tres cortas mató mal, siendo silenciado.

Al cuarto, frío de salida, le dejó puestos Pablo dos buenos rejones de castigo, toreando y lidiando mucho. Con Berlín banderilleó al quiebro, luciendo de nuevo en los cambios de sentido y las carreras a dos pistas. Con Gaiato puso una banderilla saliendo con pirueta. El de Carmen Lorenzo, noble y flojo, se echó durante la lidia. Sobre Bacano dejó dos cortas y un par de ellas a dos manos. De nuevo anduvo desacertado con el acero.

Nimes (Francia), lunes 21 de mayo de 2018. Matinal. Cuatro toros y dos novillos de Carmen Lorenzo. Pablo Hermoso de Mendoza, silencio y ovación con saludos; Lea Vicens, oreja y oreja con protestas; y Guillermo Hermoso de Mendoza, dos orejas y rabo y silencio. Entrada: Casi lleno. El festejo arrancó con diez minutos de retraso por medidas de seguridad.