www.aplausos.es

La revolera

En Bilbao, sí se puede

Bilbao ha montado una feria como toca a una plaza de su historia y categoría. Con un programa que recuerda a las grandes ferias de los años dorados del toreo. Sus carteles parecen gritar: “¿Ven como si se puede?”. Ponce, El Juli, Manzanares y Roca Rey, haciendo doblete es algo a lo que no se había atrevido ninguna organización empresarial en los últimos años. ¡Ni en Madrid, donde Simón Casas tiene fama de valiente!

Esa es la manera de afrontar la realidad y sacar al toreo de la especie de sopor en la que sobrevive actualmente. Aquí nadie se atreve a envidar echándole carácter a la cosa, por temor a perder la partida. Pero por ese camino, las ferias largas acabaran con telarañas en las taquillas excepto en las tres o cuatro corridas en las que se acartelan las figuras. En Madrid se ha visto claramente cuales son los toreros que arrastran público a las plazas. Y Bilbao ha tomado nota como el Juncal de la teleserie de Armiñan.

Pero es que Bilbao, que cuando quiere sabe hacer bien las cosas, ha añadido al pelotazo que significa que los cuatro toreros indicados repitan, el toque de sensibilidad de colocar entre ellos a los toreros emergentes y a los que tanto están luchando por abrirse paso sin que se les abra una puerta durante años y años, Pepe Moral, Octavio Chacón y Fortes son buena muestra de ello. Falta entre esos esforzados legionarios del toreo un Rubén Pinar, que también está en ese palo. Pero como se suele decir en su Albacete natal: “Hay mas días que longanizas”.

Por primera vez en bastante tiempo me han sorprendido los carteles de un feria, porque la verdad es que se les mire por donde se les mire se le alegran a uno las pajarillas, y le dan ganas de ponerse a tararear aquello de “a Bilbao hemos de ir…”. Porque en cuanto a ganaderías, Bilbao también ha echado sobre el tapete las diez de monte. Aunque en ese aspecto ha habido poca sorpresa ya que ha seguido su tónica tradicional de darle toda la importancia que tiene a la cuestión ganadera. De pocas plazas se puede decir, como de la de El Bocho en esta ocasión, que, en cuanto a toreros, están todos los que son y son todos los que están…Y la mayoría de los que luchan por ser y estar.