www.aplausos.es

FERIA REAL

Orejas para Ginés Marín y Joaquín Galdós en un mal desafío ganadero en Algeciras

El premio al mejor toro fue declarado desierto

miércoles 27 de junio de 2018, 19:42h

Fotos: ARJONA

El primero, de Carlos Núñez, fue devuelto a los corrales por inválido. Se corrió turno y en su lugar salió el previsto en un principio como cuarto, con el hierro de Santiago Domecq. Bien presentado, apretó en varas y derribó a Óscar Bernal, mandándolo junto a la cabalgadura al callejón. El toro tuvo un comportamiento de manso encastado. Garrido realizó una faena meritoria aunque llegó poco al tendido. Fue un toro nada fácil, de embestidas con un punto de violencia, pero al que la mansedumbre le hizo abrirse y facilitar la labor del torero. Estuvo Garrido mejor en las tandas con la derecha, de dominio y mano baja. Después de una costalada el toro se acobardó y se fue a tablas, donde el espada sacó circulares y pases de pecho meritorios. Mató de estocada tendida y algo caída. Saludó desde el tercio tras sonar un aviso.

El segundo, de Fermín Bohórquez, estaba bien presentado, en el tipo de Murube. Buenos lances de Ginés Marín, aún mejor en las gaoneras. El toro fue muy noble pero carente de casta, de forma que embistió cansino y soso en las primeras tandas y se paró en seco de mitad de faena en adelante. Ginés se mostró valiente y porción para lograr muletazos de buen corte. Se paró el toro y el torero hizo un esfuerzo para robar pases sueltos muy templados. Se adornó con manoletinas y fue cogido en la segunda de forma aparatosa sin consecuencias. Mató de estocada corta trasera y desprendida. Saludos desde el tercio.

El tercero fue un toro muy bien presentado de Torrestrella, que cumplió en un puyazo aunque al final salió suelto. Joaquín Galdós lo saludó con lances a la verónica y chicuelinas. El toro tuvo movilidad aunque salió suelto de la muleta y acabó parado. Galdós hizo una faena de expresión y gesto muy marcados. En los derechazos acentuó su gesto y se arqueó mucho en el embroque. Intercaló molinetes de rodillas antes de que el de Torrestrella acabara parado. Mató de pinchazo, otro hondo que acabó en entera y dos descabellos. Saludos tras aviso.

El cuarto fue el reseñado como primer sobrero, del hierro de Carlos Núñez. Fue un toro bien presentado, muy descastado y de poca clase. Garrido se lució en un quite por delantales. El toro fue gazapón en los primeros compases de la faena, embistió con la cara alta y acabó frenado al final. Garrido dio muletazos sin poder controlar la escasa clase del animal. Acabó con manoletinas y mató de dos pinchazos y estocada. Silencio.

El quinto fue un precioso burraco del hierro de Toros de Salvador Domecq que cumplió en un puyazo. El toro fue noble en la muleta de Ginés Marín, que hizo una faena templada sobre la derecha con buen embroque en los muletazos. Por la izquierda hubo pases sueltos de clase pero debió volver a la derecha para conseguir mejores logros en su faena. En algunas fases abusó del toreo rehilado en circulares. Acabó con bernadinas y mató de estocada algo trasera. Una oreja. El toro fue aplaudido en el arrastre.

El sexto, de Torrealta, bien presentado, fue un toro brusco y que embistió con la cara alta. Galdós hizo una faena con mejor toreo con la derecha ante la brusquedad del animal. Galdós no acabó de templarse y anduvo de nuevo con la figura muy encorvada. Mató de una estocada efectiva. Una oreja.

Algeciras, miércoles 27 de junio de 2018. Feria Real. Desafío ganadero. Toros de Carlos Núñez (1º) -devuelto a los corrales por inválido-; Santiago Domecq (1º bis) -manso y encastado-; Fermín Bohórquez (2º) -muy descastado-; Torrestrella (3º) -noble, aunque a menos-; Carlos Núñez (4º) -jugado como sobrero tras haberse devuelto el 1º y haberse corrido turno, descastado y sin calidad-; Toros de Salvador Domecq (5º) -noble-; y Torrealta (6º) -algo brusco y con la cara alta-. Todos bien presentados. José Garrido, saludos tras aviso y silencio; Ginés Marín, saludos y oreja; y Joaquín Galdós, saludos tras aviso y oreja. Entrada: Tres cuartos. El premio puesto en liza al mejor toro fue declarado desierto.